Tecnología láser para mejorar la vida de las personas

Javier Prada

El joven investigador de la Universidad de Salamanca, Javier Prada, ha recibido el premio ‘Monocrom’ con una investigación para cambiar las propiedades de los materiales para aplicaciones como la elaboración de implantes.

La tecnología láser está más presente en nuestras vidas de lo que podemos imaginar. Hoy en día muchos de los productos que utilizamos en nuestro día a día funcionan con esta tecnología o han sido fabricados a partir de ella. Las posibilidades de desarrollo e innovación a través del láser son casi infinitas y con aplicaciones muy potentes para mejorar la vida de las personas. Es por ello que muchos jóvenes investigadores apuestan en la actualidad por trabajar con láseres. Y éste es el caso de Javier Prada, un joven investigador de la Universidad de Salamanca que recibió el premio ‘Monocrom’ al mejor Trabajo de Fin de Máster del curso 2017/2018 del Máster Universitario en Física y Tecnología de los Láseres, organizado conjuntamente por las universidades de Salamanca y Valladolid, por su estudio titulado ‘Funcionalización de superficies de nanocompuestos poliméricos mediante LIPSS (Laser Induced Periodic Surface Structures)’.

 

Un trabajo en el que ha investigado con una técnica de láser para cambiar las propiedades de los materiales. Así nos lo cuenta el propio investigador: “Esta investigación consiste en cambiar la superficie de un material en concreto, que es un plástico especial, de tal forma que puedan cambiar sus propiedades para distintas aplicaciones; y esto lo hacemos con una técnica láser que, simplemente, si le das con unos parámetros especiales se forma una estructura periódica que cambia las propiedades”. Se trata de un proyecto con enormes aplicaciones prácticas para la innovación y el desarrollo de nuevos productos y materiales. Quizá una de las aplicaciones más importantes, según ha explicado Javier Prada, sea para el desarrollo de implantes, que pueden verse muy mejorados a través de estas técnicas.

 

Sobre esta técnica láser ha habido ya publicaciones en las que se han utilizado técnicas y láseres parecidos para mejorar el rozamiento de ciertas piezas mecánicas y conseguir de esta forma que tengan menos desgaste; además, se utilizan para mejorar la biocompatibilidad de los implantes y se puede aplicar para que los materiales tengan mayor resistencia y sea más difícil para las bacterias pegarse a esos materiales o al contrario, para el cultivo de bacterias de tal forma que cambiando los parámetros sea más fácil que estén ahí”, ha explicado este joven investigador.

 

Aunque Javier Prada ya terminó su trabajo en el Máster ha continuado investigando a diario sobre esta y otras técnicas parecidas en la Universidad de Salamanca gracias al programa de contratos de formación del Ministerio de Educación y Formación Profesional, que le ha permitido formar parte del Grupo de Aplicaciones del Láser y Fotónica de la Universidad de Salamanca. Una institución académica en la que continúa estudiando e investigando “todo lo que no pude estudiar en el Máster y aplicar un montón de técnicas que no pude aplicar; también queremos estudiar más compuestos de la misma forma y usar más técnicas a parte de las que ya hemos usado”.

 

Y todo ello para continuar investigando e innovando en nuevos materiales y nuevas técnicas que permitan seguir aportando novedosos desarrollos en todo tipo de campos y aplicaciones.La investigación nos permitirá seguir aplicando estos métodos para implantes, para adaptar y crear distintos métodos de fabricación, también estas técnicas se están usando mucho en grandes empresas para fabricar todo tipo de cosas, realizar cortes y dar distintos tratamientos a las superficies; se trata de un trabajo con un montón de posibilidades”, ha destacado Javier Prada, y ha resaltado lo novedoso de esta aplicación de los láseres para modificar las propiedades de los materiales. Y es que para los investigadores es algo “muy interesante porque lo de modificar las superficies ya se hacía con otros métodos distintos pero el láser aporta flexibilidad, facilidad y mucha precisión, por lo que es muy interesante”.

 

Casi cualquier sector utiliza la tecnología láser para fabricar, innovar o investigar. Ciencias de la salud, robótica, toda la industria, transporte son solo algunos ejemplos de sectores en los que el láser está muy presente. Y es que esta tecnología se ha convertido en algo fundamental para el desarrollo y la innovación de nuevas técnicas de fabricación y nuevos materiales que, sin duda, mejorarán la vida de las personas.

 

Y bajo todo ello está la Física. Una disciplina denostada por muchos y que es la gran desconocida para la mayoría. Sin embargo, su trabajo está en la base de muchos de los aspectos del día a día de las personas y de los aparatos y utensilios que manejamos a diario. “Hoy está muy de moda hablar de interdisciplinar y en todas partes hay un físico”, resalta Prada, pero lo cierto es que “la física es el estudio más de base de todo, igual no tiene tantas aplicaciones directas pero sí que hay muchos campos que utilizan descubrimientos en física para después trabajar y avanzar en lo suyo”, por lo que cada aplicación que se desarrolla a través de la Física llegará, de un modo u otro, al día a día de cada uno de nosotros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: