Cyl dots mini

Suspensión de las celebraciones comunitarias en el cementerio de Ávila por el día de Todos los Santos

Cementerio de Ávila.

Tal y como han irformado desde la Diócesis de Ávila.

Se acerca las celebraciones de la solemnidad de Todos los Santos y la fiesta de los Fieles Difuntos, que este año es día no laborable. En esta ocasión, como viene ocurriendo con otras solemnidades y fiestas, estas celebraciones se ven afectadas por la situación sanitaria debido al COVID-19.

 

En aplicación de las normas de las autoridades sanitarias, y ante el aumento de brotes en nuestra provincia, para contribuir a la prevención de nuevos contagios, el Obispado acaba de enviar una circular interna a los sacerdotes diocesanos, firmada por el Vicario General, donde se detallan las siguientes normas:

 

  1. No habrá celebraciones comunitarias en los cementerios ni el día de Todos los Santos ni el de los Fieles Difuntos.
  2. Allí donde sea posible, se celebrará la Eucaristía por los Fieles Difuntos el día 2 de noviembre en el templo parroquial.
  3. Donde no sea posible la celebración anterior, se hará una oración por los difuntos al terminar la Eucaristía de la solemnidad de Todos los Santos dentro del templo parroquial.
  4. Ahora, más que nunca, es obligatorio el uso de la mascarilla y guardar la distancia social en todas las celebraciones y reuniones. Además, ante la gravedad del momento, las autoridades civiles y sanitarias piden a los sacerdotes que insistan a los fieles de todas las edades en el uso obligatorio de las mascarillas tanto en las reuniones sociales como familiares para proteger nuestra salud y la de los demás.
  5. Para las visitas individuales a los cementerios hay que respetar las normas que ha dado hoy la Junta de Castilla y León y que, en nuestro caso, afectan especialmente a los párrocos responsables de Cementerios parroquiales.

 

Todas estas normas pueden ser modificadas en los próximos días por la normativa de las autoridades sanitarias y autonómicas.

Noticias relacionadas

Comentarios

iNMA 19/10/2020 14:45 #3
En mi opinión, lo más conveniente es que no se abran los cementerios. Que cada uno recemos por nuestros difuntos en casa, encendamos una vela y si se desea una flor o un ramo de flores en nuestro salón. Si se abren los cementerios se llenarán y los pueblos recibirán muchos visitantes en un momento crucial para la pandemia. Si conseguimos ahora evitar la transmisión tal vez podamos al año que viene visitar los cementerios tantas veces como queramos, pero VIVOS!!!
Otro abulense 17/10/2020 13:35 #2
Que los obispos esten más concienciados que los gobernantes denota una falta de humanidad tremenda.
Abulense 17/10/2020 13:03 #1
Sentido común a todos los efectos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: