Suárez- Quiñones confía en "estabilizar" el fuego de Navalacruz en las próximas horas
Cyl dots mini

Suárez- Quiñones confía en "estabilizar" el fuego de Navalacruz en las próximas horas

Comparecencia del consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el máximo representante de la Administración central en la Comunidad, Javier Izquierdo a Tornadizos de Ávila.

Precisa que el principal peligro se cierne ahora sobre dos frentes del flanco sur, en la zona del Alberche

La Junta y la Delegación del Gobierno en Castilla y León confían en dejar estabilizado en las próximas horas el grave incendio desatada este sábado en el término abulense de Navalacruz, aún en nivel 2 del Plan Infoacal y que hasta el momento ha arrasado, según las primeras estimaciones, una superficie compuesta por no menos de 12.000 hectáreas.

 

Esa es la esperanza que el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el máximo representante de la Administración central en la Comunidad, Javier Izquierdo, han trasladado este mediodía a los medios de comunicación durante su comparecencia realizada en la localidad abulense de Tornadizos.

 

El primero de ellos, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha precisado que las tareas de extinción del fuego en Navalacruz, originado este sábado como consecuencia del incendio de un turismo que se extendió más tarde al medio natural, se han visto ayudas esta noche por la disminución del viento reinante en la zona, hasta el punto de que se ha logrado parar el frente del mismo en la N-403, con lo que la actual situación es de "cierto control y estabilización", a excepción de un tramo del flanco norte, en el pico de Navalmoral, y dos del flanco sur, en la zona del Alberche.

 

Es precisamente en esta última zona, tal y como ha explicado el consejero, donde se concentran "el punto de mira" de los operativos, tanto de medios aéreos como cuadrillas, en la confianza de que "si no hay cambios en el viento se pueda alcanzar la estabilización, es decir, cuando no hay llama y el incendio queda perimetrado", y todo ello a expensas también de posibles reactivaciones.

 

Suárez-Quiñones ha incidido en que el principal objetivo es la defensa de las poblaciones próximas a las llamas, en este caso de la zona del Alberche, para evitar la destrucción de bienes y, sobre todo, desgracias personales, sin que ello, ha añadido, haya podido evitar hasta ahora la destrucción de no menos de 12.000 hectáreas fruto de un fuego con un perímetro de unos 80 kilómetros.

 

Hasta el momento han sido ocho las poblaciones evacuadas, parte de cuyos vecinos, entre 50 y 100 vecinos, han pasado noche en el polideportivo de Ávila, al tiempo que se ha habilitado otro alojamiento en Burgohondo por si fuera necesario proceder a más desalojos de localidades del sur en caso de que el fuego siga su avance.

 

En su comparecencia ante los medios, el consejero ha recordado que el fuego en Navalacruz se produjo el sábado, día en que se llegaron a contabilizar un total de 21 activos en Castilla y León, cinco de ellos en Ávila, de los cuales dos pasaron al nivel 2 por su peligrosidad, y todo ello fruto de las graves condiciones meteorológicas que ya llevaron a la Junta a decretar el viernes, 13, una alarma al confluir tres factores como rachas de viento superiores a 30 kilómetros hora--han llegado a los 60 km/h--, temperaturas extremas de más de 30 grados--se han alcanzado los 38--y una humedad inferior al 30 por ciento, que en este caso se vio rebajada al 4 por ciento.

 

El fuego de Navalacruz se expandió de forma muy rápida por estos tres factores cuya confluencia no tiene precedentes en cuanto a su intensidad, ha lamentado el consejero, quien insiste en que las poblaciones en el flanco sur del fuego, concretamente las del Alberche, son las que en estos momentos centran los esfuerzos de los medios terrestres y aéreos, si bien ha pedido calma a sus vecinos porque por el momento no hay previstos más desalojos que se efectuarían en caso de riesgo.

 

COLABORACIÓN ENTRE ADMINISTRACIONES

Suárez-Quiñones, al igual que el delegado del Gobierno, ha subrayado el ejemplo de colaboración entre administraciones realizado en las últimas horas en la lucha conjunta contra las llamas con "mil combatientes" en la zona, junto con 400 efectivos de la Administración central, así como el apoyo de otras comunidades limítrofes como Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y Galicia.

 

El representante del Gobierno, Javier Izquierdo, ha aprovechado igualmente para incidir en que lo ocurrido en Ávila, donde otro incendio como el surgido en El Raso, en el término de Candeleda, se encuentra ya en el nivel 1, es un ejemplo más del "cambio climático, una prueba más de que todas las políticas para combatirlo son imprescindibles".

 

Izquierdo, quien ha recordado que una posible declaración de zona catastrófica entra dentro del marco de ayudas habilitado al efecto, ha ensalzado la lucha de todo el operativo desplegado en la zona y que "se está batiendo el cobre, poniendo en riesgo sus vidas, y también la colaboración y solidaridad de los alcaldes y los vecinos de los municipios afectados".

Noticias relacionadas