‘Sorpasso’ de Por Ávila que consigue una victoria de época en la capital

Jesús Manuel Sánchez Cabrera saluda desde el balcón de la Posada de la Fruta

En tan solo 4 meses de existencia la formación amarilla va a lograr alzarse con el mando del Consistorio

Los pronósticos no oficiales que auguraban una victoria de Por Ávila en el Ayuntamiento de la capital se han hecho realidad, y el partido de Jesús Manuel Sánchez Cabrera se ha alzado con la victoria en estas elecciones locales donde puede poner fin a 28 años consecutivos de reinado del PP en la ciudad. En total el partido amarillo ha sacado 11 concejales, casi el doble que PP y PSOE en los 11.223 los votos ganados en la capital. Lo que supone el 35,14% de los votos totales, donde hasta han doblado en papeletas en muchas de las mesas electorales de la capital.

 

Esta victoria supone el fin del reinado del PP en Ávila, aunque Sánchez Cabrera tendrá que pactar bien con Ciudadanos que ha logrado 2 concejales o con el PSOE que no ha aprovechado el tirón de las pasadas elecciones generales y se ha quedado solo en 6 concejales en el Consistorio. El partido amarillo se convierte en Ávila de esta manera en todo un fenómeno de masas, ya que en apenas cuatro meses de existencia como formación han conseguido atrapar a buena parte del electorado del centro-derecha abulense que ha confiado en su trabajo de campaña con carisma con el votante y cercanía.

 

Por su parte, Sánchez Cabrera ha afirmado exultante tras su victoria que “va a ser un honor trabajar los próximos años como alcalde de la ciudad”, junto al que fue su equipo de la Diputación Provincial, “para hacer una tarea muy importante que nos vienen demandando los abulenses”. Cabrera tiene claro que “los abulenses han elegido cambio”, por lo que ha afirmado con rotundidad que lo van a liderar agradeciendo la confianza depositada por los ciudadanos.

 

El futuro alcalde de Ávila cree que precisamente esa confianza que le hace merecedor de esta épica victoria viene de la mano según él “de una manera de hacer política que nos diferencia con el resto de los partidos que se presentaban en el Ayuntamiento”.  “Somos un partido joven y lo que queremos es trabajar desde la reivindicación, la cercanía y el compromiso con los abulenses”.

 

De todas maneras, Por Ávila sabe que para poder gobernar va a ser decisivo el entendimiento con Ciudadanos, PSOE o PP que de esa mayoría absoluta de la que se han quedado muy cerca, a tan solo dos concejales. “Sabemos que tenemos que buscar apoyos en otros grupos políticos, por lo tanto hablaremos con todas las fuerzas políticas seguramente la próxima semana”, ha asegurado Cabrera en su afán por “liderar ese cambio que necesita la ciudad de Ávila”.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: EDGAR PALOMO