Soraya Blázquez denuncia que la Junta ha dejado sin médico a Mijares
Cyl dots mini

Soraya Blázquez denuncia que la Junta ha dejado sin médico a Mijares

Consultorio médico de Mijares.

La alcaldesa del municipio asegura que se trata de una medida "incomprensible que contraviene el objetivo común de las administraciones públicas para luchar contra la despoblación en el medio rural"

La alcaldesa de Mijares, Soraya Blázquez, ha denunciado el "deterioro" de los servicios sanitarios que se vienen prestando en el municipio tras conocerse que, a partir del 1 de marzo, queda vacante la plaza del médico, ocupada hasta ahora por una facultativa encargada de las consultas de medicina general.

 

"La medida, que se ha tomado sine die, contribuirá a aumentar las listas de espera para solicitar cita y a reducir la calidad de la atención sanitaria a los ciudadanos", según ha puesto de manifiesto la primera edil, para quien la Junta de Castilla y León "vuelve a dar la espalda al medio rural".

 

Soraya Blázquez ha manifestado que, por las informaciones recibidas en el Ayuntamiento, "resulta imposible cubrir dicha plaza con los efectivos actuales adscritos al Centro de Salud de Lanzahita", de tal modo que la semana que viene sólo habrá médico a horario completo lunes y viernes, salvo que la Gerencia de Asistencia Sanitaria envíe algún profesional para atender el resto de días de la semana.

 

Desde su punto de vista, se trata de una medida "incomprensible que contraviene el objetivo común de las administraciones públicas para luchar contra la despoblación en el medio rural", de ahí que haya expresado su apoyo a cuantas iniciativas se puedan emprender para exigir que la plaza de médico sea nuevamente ocupada.

 

Soraya Blázquez ha agradecido a todos los sanitarios del centro de salud de Lanzahita, al que pertenece Mijares, su "sobreesfuerzo y trabajo para garantizar el derecho de los vecinos a una asistencia sanitaria,  a pesar de que cuentan con menos medios tanto materiales como humanos".

 

Además de denunciar la situación, la alcaldesa ha anunciado que el Ayuntamiento y los vecinos "no pararán hasta conseguir que Mijares vuelva a tener médico". Un problema de pérdida de servicios que se suma a la que se produjo el mes pasado con la reducción de los horarios de la consulta de Pediatría.