Sólo el 38 por ciento de los jóvenes que se emancipan en Ávila pueden acceder a una vivienda en propiedad

Foto: Europa PRESS

Una situación que critica duramente el diputado socialista Pedro Muñoz.

Acceder a una vivienda resulta misión imposible para buena parte de los jóvenes españoles. No importa si el deseo es comprar casa o vivir de alquiler. Ninguna de estas opciones es viable desde el punto de vista económico ni para jóvenes asalariados ni para los hogares jóvenes compuestos por menores de 30 años”, ha dicho Pedro Muñoz quien asegura que “los jóvenes abulenses no son ajenos a esta realidad”.

 

“Son muy pocos los que consiguen emanciparse, y son menos aún, los que después de dar ese paso, pueden hacerlo en una vivienda de su propiedad. Sólo el 38% de quienes se independizan lo hacen en una residencia en régimen de compra”.

 

Para el diputado abulense, “la caída de precios registrada desde los máximos no es aún suficiente para que los jóvenes españoles puedan plantearse comprar una casa. Pero, además, su acceso a una vivienda digna en alquiler también se ha complicado puesto que en el último año los precios en el mercado del alquiler han aumentado un 6%. Los cálculos indican que una persona joven debería destinar el 59,5% de su salario para poder adquirir una vivienda en propiedad, y la superficie máxima a la que puede aspirar es de 50,4 metros cuadrados”.

 

“La escasez de oportunidades laborales y los precariedad salarial han desembocado en que la crisis se haya cebado especialmente con quienes tienen la llave del futuro de nuestra provincia”.

 

En este punto, el diputado socialista se ha preguntado por la ejecución de la Estrategia de emprendimiento y empleo juvenil 2013-2016 del Gobierno, y ha puesto en duda su efectividad. “El empleo que se crea es precario y las posibilidades de emprendimiento son muy pocas y casi abocadas al fracaso. Mucho nos tememos que poco se ha hecho de todo esto”, dice Pedro Muñoz quien alerta de los graves efectos del desempleo juvenil. “Esta situación mantiene la dependencia económica de los jóvenes respecto de sus familias y les obliga en muchos casos al exilio. Hay que crear oportunidades para que esos jóvenes puedan regresar”.

Noticias relacionadas