Siete trucos para organizar WhatsApp lo mejor posible

WhatsApp

Internet y esta 'app' es ya una combinación esencial para el día a día de mucha gente, y debido a que se usa tanto, puede llegar a ser un engorro encontrar cualquier cosa en ella.

Seguro que alguna vez has pensado "voy a ver lo que me dijo Fulanito sobre la fiesta de cumpleaños de Menganito, que no me acuerdo" y te has tirado tres siglos buscándolo en la conversación de WhatsApp, ¿verdad? Internet y esta 'app' es ya una combinación esencial para el día a día de mucha gente, y debido a que se usa tanto, puede llegar a ser un engorro encontrar cualquier cosa en ella.

 

Mantener ordenado el contenido es una buena idea para ahorrarnos tiempo en las búsquedas y dado que WhatsApp es el software de mensajería más utilizado a nivel mundial, nunca está de más conocer algunos trucos para organizarse lo mejor posible, tanto en términos de mensajes de texto como de contenido audiovisual, datos o memoria de almacenamiento del móvil.

 

MARCA UN MENSAJE COMO FAVORITO

 

Si hubieras destacado el mensaje, te hubieras ahorrado tiempo de búsqueda, eso tenlo por seguro. Los mensajes guardados como favoritos tienen su propio apartado, por lo que es una opción genial para almacenar datos de especial interés.

 

Basta con que mantengas pulsado sobre el mensaje que quieres destacar para seleccionarlo. Tanto en iOS como Android tienes que buscar una estrella para guardarlo: en iOS, está en el recuadro negro que sale tras mantener pulsado el mensaje; en Android, la estrella se sitúa en la parte de arriba del chat.

 

Una vez guardado el texto, si quieres leerlo, tendrás que ir al chat de la persona o grupo en cuestión, pulses sobre su nombre/número de teléfono para acceder a su información de contacto y selecciones Mensajes destacados.

 

ARCHIVA CONVERSACIONES

 

Archivar conversaciones puede ser muy útil en según qué ocasiones, como por ejemplo cuando se necesita tener controlada una conversación y no tener que buscarla entre los chats o cuando se habla con alguien de pascuas a ramos y no se quiere eliminar la charla pero tampoco tenerla a la vista porque incordia más que otra cosa.

 

NO GUARDES AUTOMÁTICAMENTE NINGÚN ARCHIVO

 

WhatsApp tiene un peligro, que es que si no le dices otra cosa, descarga de forma automática todos los archivos que te envíen (fotos, vídeos, audios), de manera que tu almacenamiento se puede llenar muy rápido de cosas que no te interesan o se puede quedar a cero tu tarifa de datos si las descargas ocurren por la calle.

 

EXPORTA LAS CONVERSACIONES

 

Puede que necesites enviarte un chat de WhatsApp al correo electrónico porque contenga información de vital importancia o porque se lo tengas que hacer llegar a otra persona. El servicio de mensajería da la opción para que, de darse el caso, lo hagas lo más rápido y simple que puedas para mantener siempre tus conversaciones y tus datos organizados.

 

CREA ACCESOS DIRECTOS A LOS CHATS

 

Aunque esta función solo esté disponible en Android, la verdad es que se trata de una opción muy útil para gente que habla mucho con una determinada persona o con un determinado grupo. En lugar de tener que abrir la aplicación, buscar el chat, abrirlo y escribir, se genera un icono en la pantalla principal del teléfono, como si fuera una 'app' independiente con la fotografía de perfil que tenga esa persona o grupo.

 

MARCA MENSAJES COMO LEÍDOS O NO LEÍDOS

 

Marcar mensajes como leídos o como no leídos es una herramienta esencial a la hora de organizar WhatsApp. Se puede utilizar tanto para volver a una conversación que tienes pendiente pero no te ha dado tiempo a contestar (así no se te olvida) como para ignorar una conversación que sabes de antemano que no te va a interesar, por ejemplo. 

 

HAZ UNA COPIA DE SEGURIDAD

 

WhatsApp, a no ser que tu le digas lo contrario, guarda cada día y de forma automática los mensajes enviados y recibidos en la aplicación. Ese historial se almacena en la memoria de tu teléfono móvil o en Google Drive (Android) y en iCloud (iOS) para poderlo descargar si te cambias de teléfono móvil o si restableces de fábrica el que tienes. Es una opción pensada para no perder nunca las conversaciones - quién sabe si en un futuro necesitarás algo de ellas -.