"Si no llegan ayudas, el cierre perimetral hasta el día 10 de enero hundirá más la economía abulense"
Cyl dots mini

"Si no llegan ayudas, el cierre perimetral hasta el día 10 de enero hundirá más la economía abulense"

Juan Saborido, presidente de CONFAE.

Los empresarios abulenses muestran su malestar con el Gobierno regional.

La Confederación Abulense de Empresarios quiere manifestar su creciente preocupación por la lentitud con la que se están aplicando las medidas anunciadas por la Junta de Castilla y León, y critica que esta forma de gestionar los recursos que no llegan a las empresas no es nada operativa, y menos si tenemos en cuenta la celeridad con que, por el contrario, se van aprobando medidas restrictivas generalizadas para la movilidad y para la economía.   

 

Los empresarios abulenses recuerdan que hoy hace un mes que se firmó el Plan de Choque de la administración regional junto con los agentes sociales, un Plan de Choque de 82,3 millones, "escaso pero necesario", que a fecha de hoy ha tenido "muy escasa efectividad".

 

Dicho Plan contiene medidas específicas, dotadas económicamente y dirigidas a los sectores dependientes del turismo y lo servicios, entre las que destacamos las líneas de apoyo a la hostelería (5 M €), las líneas de apoyo a otros sectores afectados por la crisis (4,5 M €), apoyo al sector de la hostelería para la adecuación de espacios seguros (5 M €), ayudas al sector turístico para la reactivación de la demanda (2 M €), línea alojamientos turísticos (2€), línea de mantenimiento del empleo para el comercio, la hostelería y sectores de alto impacto en la pandemia (3 M €), más otras muchas ayudas intersectoriales, igualmente anunciadas para empleo, digitalización, modernización, financiación canal HORECA, etc., que no se convocan con la misma fluidez con que sí se amplían las medidas limitativas que cercenan la actividad empresarial y comercial.  

 

Fronteras con Madrid

 

"Vemos cómo mejoran los datos epidemiológicos en la provincia de Ávila, pero sin embargo no vemos recompensa a ello, ya que el territorio abulense sigue cerrado con tan solo la permisibilidad de viajar a Segovia", añaden desde CONFAE, tras indicar que "las fronteras con Madrid, la principal fuente de visitantes que tiene Ávila, siguen cerradas y continuarán así hasta el día 10 de enero, un castigo para el turismo y la economía abulense, que además de tener que sobrevivir sin esa fuente de empleo y generadora de riqueza, ve cómo tampoco llegan las ayudas anunciadas. Los cuestionables ritmos y cadencias en el reparto de las dotaciones del Plan generarán que muchas de las posibles empresas beneficiarias ni siquiera lo soliciten porque en estos intervalos ineficientes irán desapareciendo. Todo ello sin entrar a valorar el escaso impacto que podrán tener si tenemos en cuenta su distribución entre las miles de empresas hipotéticamente beneficiarias".

 

Hoteles, alojamientos rurales, restaurantes, cafeterías, etc, con cuanto conllevan para el PIB y para el empleo, están echando el cierre ante la falta de oxígeno económico por lo que, insistimos, si hay una prioridad política respecto del tejido económico, esta debe ser la de suplir la imposibilidad real de facturar con la inyección de recursos públicos que, con independencia de quién los gestione, no olvidemos que son de todos.

 

Por todo ello, los empresarios abulenses apuntan que la Junta de Castilla y León debe mostrar "coherencia respecto a las medidas que toma, ayudando efectiva y ágilmente a los sectores económicos penalizados con estas decisiones", tras recordar que "si no es así, sería bueno una apertura gradual de provincias más seguras a modo de corredores sanitarios, analizando a la vez en los comités técnicos o sanitarios soluciones que compatibilicen sin excepción actividad económica y seguridad sanitaria, políticas que entendemos de suficiente alcance como para que se impliquen y coordinen todas las administraciones".

Noticias relacionadas