Se multiplican las peticiones de ayuda a Cáritas Ávila

Comida. (Foto: Archivo).

Desde el comienzo de la crisis sanitaria del coronavirus.

El programa de acogida y atención primaria de Caritas Ávila “no cierra”. En el programa, y bajo el lema de la campaña de Caritas “Cada gesto cuenta”, tienen como objetivo principal la cobertura en necesidades básicas.

 

Ante esta situación de extrema gravedad que estamos viviendo, las peticiones de ayuda se están multiplicando al mismo ritmo que el virus; por ello, los esfuerzos de la institución se están redoblando en atender a las familias que demandan ayuda.

 

Desde el pasado día 13 de Marzo, cuando comenzó el confinamiento, se han atendido un total de 520 beneficiarios, centralizando la intervención en subsanar déficits en productos de primera necesidad (alimentación, higiene, medicinas, suministros, alquileres…). Asimismo, se ha intensificado la labor de seguimiento, puesto que algunos casos que inicialmente estaban cubiertos y, socialmente hablando, eran “estables”, se han visto desestabilizados por esta crisis.

 

Con el fin de respetar las medidas de distanciamiento social, y contribuir a la erradicación de la pandemia, más aun en las familias que atiende Cáritas (las cuales habitualmente pertenecen a colectivos vulnerables y con escasos recursos), nuestro economato también se adapta a la situación y ha establecido un servicio de entrega a domicilio para hacerles llegar de manera casi inmediata los productos que necesitan. Es momento de reinventarse y de buscar soluciones rápidas que palien la situación de urgencia que muchas familias están atravesando, y para ellos los técnicos y voluntarios del programa están dando el doscientos por cien día a día.

 

El perfil de atención es muy sensible. La mayoría de los usuarios viven al día, y no disponen de pequeños colchones económicos para atravesar estas circunstancias. No han podido prever y llenar sus despensas, y carecen, en muchos casos, de una red social y familiar de apoyo, por lo que el acompañamiento cercano es fundamental.

 

Las donaciones recibidas por parte de empresas abulenses y particulares siguen siendo muy necesarias para atravesar esta crisis, y todas ellas contribuyen a que nuestras familias continúen un día más adelante.

 

Desde Cáritas Diocesana de Ávila agradecen su enorme esfuerzo y generosidad. Y recordan, asimismo, que dentro de la campaña “Cada gesto cuenta”, hemos habilitado una cuenta para donaciones, apelando a la solidaridad de todos: BANKIA - ES76 2038 7725 2268 0003 9248. También para este fin, ponemos a disposición de los abulenses el número de teléfono 920 35 23 40 Ext.4.