Se mantienen los 14.479 autónomos en la provincia pero crecen en 42 las trabajadoras por cuenta propia

Foto: E.P

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, ATA Castilla y León ha realizado un informe analizando la evolución del colectivo autónomo femenino a lo largo de 2016.

 

Del informe se desprende cómo 2016 no fue un buen año para el colectivo de autónomos en Castilla y León. Así, fue la comunidad que lideró el descenso de autónomos a lo largo del pasado año.

 

De las nueve provincias, únicamente Ávila logró mantener en 2016 el número de autónomos con los que empezó, concretamente con 14.479 trabajadores por cuenta propia. Por el contrario, los mayores descensos fueron los registrados en Soria (-2,1%), Palencia (-1,7%) y Burgos (-1,4%).

 

Al analizar los datos según el género, se hace notable cómo han sido las mujeres las protagonistas y las que han logrado amortiguar el fuerte descenso registrado por los varones en la región. Así sólo dos de cada diez autónomos que dejaron de cotizar al RETA en Castilla y León era mujer: de los 1.904 autónomos que perdió Castilla y León en 2016, 1.546 eran varones (81,2%) frente a únicamente 358 mujeres (18,8% del total).

 

A nivel nacional, a pesar de crecer tanto los hombres como las mujeres autónomas, el crecimiento de estas últimas duplicó al de los varones: las emprendedoras aumentaron un 1,1% a lo largo de 2016 frente al crecimiento del 0,6% de los varones.

 

Al desglosar los datos de mujeres autónomas por provincias se comprueba cómo en las nueve ha descendido el número de autónomos varones, pero el comportamiento de las mujeres ha sido desigual.

 

Así, en cuatro de las nueve provincias de Castilla y León aumentó el número de mujeres que decidieron ponerse al frente de una actividad por cuenta propia, aunque dicho crecimiento no logró compensar el elevado número de bajas producidas por los varones: en Ávila, donde frente al aumento de 42 mujeres hubo 42 varones menos, Segovia, que registró a lo largo de 2016 un aumento de 25 mujeres, frente al descenso de 47 autónomos varones, Salamanca, que sumó 22 emprendedoras frente al descenso de 210 autónomos varones y Zamora, donde la Seguridad Social ganó 11 nuevas cotizantes autónomas en 2016 frente al descenso de 169 autónomos varones.

 

En las otras cinco provincias, descendieron tanto el número de varones como el de mujeres autónomas, siendo en León (-1,2% varones, -1,5% mujeres) y en Soria (-1,8% varones, -3% mujeres) el descenso de éstas últimas porcentualmente superior al de los varones. Frente a esto, en Burgos (-1,5% varones, -1,1% mujeres), en Palencia (-1,1% varones, -0,9% mujeres) y en Valladolid (-0,7% varones, -0,1% mujeres) la pérdida de autónomos varones superó la registrada por las autónomas.