Sarrión reivindica en Villalar "esa España que ha quedado vacía y marginada por el capitalismo"

Sarrión reivindica la "periferia" en un mundo en el que "sólo parece contar" el centro

El coordinador general de Izquierda Unida en Castilla y León, José Sarrión, ha reivindicado la "periferia" en un mundo en el que "sólo parece contar" el centro y ha defendido que es el momento de asumir como "prioridad" política la "lucha" contra la despoblación y de reivindicar esa España "vacía" que ha sido "marginada" por el capitalismo y el neoliberalismo.

 

Así lo ha indicado este domingo durante la celebración del Día de Castilla y León, que ha tenido lugar en el municipio vallisoletano de Villalar de los Comuneros, un evento al que ha acudido junto a la coportavoz de Izquierda Unida en Madrid Sol Sánchez.

 

Asimismo, ha señalado que la fiesta de Villalar de los Comuneros siempre ha significado para Izquierda Unida la reivindicación de una tradición histórica que Castilla y León ha aportado a España.

 

La revuelta de Vilallar de los Comuneros, ha proseguido Sarrión, fue la primera "gran" revolución moderna que ha sucedido en la historia de la humanidad, y que a pesar de haber estado inicialmente protagonizada por los señores feudales de Castilla se reconvirtió de forma paulatina en una revuelta popular que logró enfrentarse a los "grandes" poderes de su tiempo.

 

En este sentido, Sarrión también ha destacado que fue una revuelta "fundamental" para el movimiento liberal español del siglo XIX que ha dado lugar a una tradición comunera que el 'Empecinado' reivindica desde su estatua en Villalar.

 

A su vez, se trata de una de las tradiciones "fundamentales" del autonomismo moderno en España, pues Vilallar está asociada a la gran tradición federalista y a la lucha por la descentralización de este país, ha explicado el coordinador regional de IU.

 

Por esta razón, ha considerado que la reivindicación de Villalar tiene "más actualidad que nunca" y ha querido poner el "énfasis" en la "necesidad" de la lucha contar la despoblación en una comunidad como Castilla y León que es "doble" y, en ocasiones, "triplemente marginada" por el capitalismo en un país que es "periférico" de por sí.

 

Una periferia, según Sarrión, que el capitalismo edificó "a nuestras espaldas", especialmente en Castilla y León, que queda fuera de la "dorsal industrial" española y, aún más, ciertas zonas periféricas de la propia Comunidad como son León, Soria o Zamora.

 

Por último, ha criticado la gestión del Partido Popular por no haber entendido esa "necesidad", algo que para él se refleja en la preferencia de los 'populares' por "maquillar" los problemas en lugar de arreglarlos, tal y como ha ocurrido con el caso de las listas de espera en la Comunidad.