Sara Carbonero, volcada en sus hijos tras su divorcio de Iker Casillas
Cyl dots mini

Sara Carbonero, volcada en sus hijos tras su divorcio de Iker Casillas

Sara Carbonero junto a sus hijos (Foto: E. P.)

Ha pasado un mes desde que comunicaran oficialmente su separación y tanto Sara como Iker ya han acomodado sus respectivas vidas de solteros.

Sara Carbonero ya disfruta de su nuevo estado civil, divorciada, y lo hace volcada en los tres pilares de su vida: hijos, trabajo y amigos. Tras pasar unos días de vacaciones en las Islas Canarias junto a su gran amiga y ‘comadre’ Isabel Jiménez, la periodista regresó a Madrid para centrarse de nuevo a tiempo completo en su faceta de madre con Martín y Lucas.

 

Precisamente hemos podido ver a Sara recogiendo a los pequeños, fruto de su matrimonio con Iker Casillas, de su centro escolar, situado a las afueras de la capital. Muy pendiente de ellos en todo momento, la manchega se aseguró de que los pequeños subían al coche y una vez en él, colocó los abrigos y mochilas de los niños en el asiento delantero del coche para poner rumbo hacia su casa.

 

Ha pasado un mes desde que comunicaran oficialmente su separación y tanto Sara como Íker ya han acomodado sus respectivas vidas de solteros. Mientras el futbolista estrena ático donde ha comenzado una nueva vida, la periodista disfruta de su tiempo libre en compañía de sus amigas.

 

 

Junto a Isabel Jiménez, con la que compartiera tantas horas de informativos y que se ha convertido en la pareja de baile a su medida, la presentadora ha desconectado pasando unos merecidos días de asueto en Canarias

 

Haciendo gala de su elegancia natural, Sara apostó por la comodidad con unos vaqueros negros, botas estilo cowboy en color camel, una sencilla camisa blanca y una blazer gris, además de sus inseparables gafas de sol Rayban.

 

Con el pelo visiblemente más largo y sin perder la sonrisa, la periodista comienza su nueva vida, como mujer divorciada, con el apoyo incondicional de sus pequeños Martín y Lucas, en quienes está completamente volcada.