Santiago de Santiago, homenajeado en Navaescurial, entrega a su pueblo un busto de Felipe VI

El escultor abulense natural de la localidad del valle del Corneja, fue honrado con la inauguración de una escultura suya que quedó ubicada en el Mirador de la Era y con una calle con su nombre en la que se descubrió el busto del nuevo monarca, al que el artista quiso que rindieran también homenaje en su pueblo por su reciente nombramiento.

El escultor abulense Santiago de Santiago, natural de Navaescurial, ha recibido este fin de semana el reconocimiento por parte de los vecinos de su pueblo, para lo cual han inaugurado una escultura hecha por él y una calle a la que han puesto su nombre, en la que, además, se ha descubierto un busto del rey Felipe VI, elaborado también por él el año pasado, con el que ha querido homenajear a la familia real y al nuevo rey por su reciente coronación.

 

De Santiago, que ha trabajado para la familia real en numerosas ocasiones y que ha modelado en varias ocasiones a Felipe VI desde que era un infante, aprovechó el acto para elogiar el papel de Juan Carlos I y ha confiado en que su hijo "seguirá el mismo camino". De esta forma, el autor quiere "devolver" el afecto con el que le ha tratado la Casa Real, y ha recordado que los padres del rey inauguraron exposiciones suyas en diversos países a lo largo de su trayectoria.

 

En cuanto a la figura del propio escultor, que en principio era el único homenajeado de la jornada, antes de que él mismo pidiera compartir ese honor con el nuevo monarca, el Ayuntamiento de Navaescurial y los pueblos que conforman el municipio -Zapata, Las Marías, El Barrio y Navaescurial-, han querido dedicar la calle con su nombre como reconocimiento a su "querido y apreciado artista mundial" y la escultura titulada 'Analiza', que ha quedado ubicada en el Mirador de la Era de la localidad, lugar escogido por el propio artista.

 

Según exoplicó la alcaldesa de Navaescurial, Susana Curiel, la obra del escultor "presenta a un personaje que, aunque parece estar pasivo, sólo al mirarle por primera vez despierta la curiosidad innata del que la observa", y añade que "enseguida consigue motivar el pensamiento y alcanzar el momento mágico de la reflexión del espectador fundiéndose silenciosamente en la encrucijada que es la vida", y "es en ese instante cuando adquiere todo su movimiento, de dentro hacía fuera, con la ventaja de que mañana también estará esperando a otro visitante", finalizó. 

 

La nueva escultura se suma a otras, como la que ya existe dedicada a sus padres o la de Felipe VI también descubierta, con lo que se pretende conformar un museo al aire libre con la obra de Santiago de Santiago.