Santiago Aparicio: “Cecale ha dado un giro de 360 grados. Ha recuperado la estabilidad y la imagen a todos los niveles”

El presidente de la organización de empresarios cree que, una vez se han dado carpetazo a los problemas que amenazaban a la organización, es hora de centrarse ya en las demandas de los empresarios.

Santiago Aparicio, en un momento de la entrevista. J.A.G.

El presidente de Cecale, Santiago Aparicio, está tranquilo. Parece que las aguas han vuelto a su cauce y la época tormentosa de años atrás es tan solo un mal recuerdo. El actual responsable de la patronal castellano y leonesa, que ha anunciado que se presentará a la relección, cree que deben "felicitarse" porque la organización ha recuperado la estabilidad social y económica y también se ha recuperado la imagen ante instituciones y empresarios y se ha retomado el diálogo con los sindicatos. Aparicio, en esta entrevista con TRIBUNA, analiza el presente y el futuro de Cecale.

 

PREGUNTA: En unas de sus últimas declaraciones, en las que se postula como candidato a la presidencia de Cecale en las próximas elecciones, sugiere que no habrá más candidatos ¿se trata de un deseo en voz alta? ¿Quiere continuar con ese trabajo que comenzó siendo muy duro y ahora ha recuperado el cauce de la normalidad?

RESPUESTA: La verdad es que se comenzó con una situación muy complicada, había una ruptura social importante entre los diferentes componentes de la organización y sufríamos una crisis económica bastante dura. Todo eso se ha solucionado; la situación actual en Cecale es de camaradería y de trabajo conjunto y lo que vamos a intentar es aunar todas las voluntades y tratar de hacer una candidatura conjunta en la que quepamos todos. Aunque habrá que esperar porque aún no se han convocado las elecciones, que se celebrarán antes del 23 de marzo. No obstante, cualquier persona tiene la potestad de presentarse.

 

P: ¿Cuál es la motivación especial que le ha llevado a dar el paso a postularse como candidato otra vez? ¿Tiene decidido quién le acompañará en su candidatura?

R: El objetivo es acabar los deberes que nos planteamos en un principio. Hay que comenzar a trabajar en aquellos problemas que de verdad preocupan a los empresarios. Dar continuidad al proceso que se ha comenzado. Con respecto a la lista, aún debemos de hablar entre todos para ver quién nos va a acompañar. Hay nueve plazas de los presidentes provinciales y luego hay una serie de plazas que salen por elección en las sectoriales. Debemos conjugar las aspiraciones de todo el mundo. Tengo en mente a algunas personas, pero debemos sentarnos a hablar.

 

P: Las últimas modificaciones de los estatutos han afectado a la representación de Cecale en las sectoriales ¿se puede decir que han perdido peso o simplemente es una cuestión de poner orden?

R: Todo lo contrario. De hecho, yo creo que van a ganar peso. ¿Por qué? Porque ahora mismo en Cecale solo podían entrar las asociaciones sectoriales que estaban en las nueve provincias, que son socias de Cecale y eso frenaba a cantidad de organizaciones sectoriales como por ejemplo el metal, el transporte, la hostelería… que no estaban en las nueve provincias. Lo que hemos hecho es aligerar esa carga y dejamos entrar a las sectoriales que estén, al menos, en seis provincias. Y para sectores que estén muy definidos que tengan representación, por diversas circunstancias, en tan solo tres provincias también pueden entrar en la organización. Todas estas empresas sectoriales pueden tener un máximo de un 25% de representatividad en la asamblea y en la junta directiva tienen la misma proporcionalidad.

 

P: Dentro del debate que se otorga a la representatividad de Cecale ¿qué ha podido ocurrir para que en el ambiente se ponga en cuestión una trayectoria que lleva muy asentada durante muchos años?

R: Realmente no lo sabemos. Nos ha chocado a todos y creo que la Junta también se ha dado cuenta de que había cometido un error. En el Estatuto de los Trabajadores se incluye como representatividad a CEOE y a las territoriales autonómicas y no recoge a las provinciales; mientras que las provinciales son socias de Cecale y por lo tanto de la CEOE. Nunca se ha dudado de esa representatividad, ni aquí ni en el resto de España. No obstante, creo que está en vías de solución y creo que no haya ningún problema.

 

 

P: ¿Peligra el modelo de Diálogo Social?

R: No. En absoluto. Cada vez está más fuerte. Se ha presentado hace unos días en Madrid y la mayoría de representantes de otras Comunidades Autónomas han felicitado a la Comunidad de Castilla y León por el modelo tan ejemplar que tenemos de Diálogo Social.

 

P: ¿Le consta la opinión de las centrales sindicales, Comisiones Obreras y UGT, sobre la representatividad de Cecale?

R: Opinan exactamente igual que nosotros. Ellos tienen su representatividad marcada por Ley y si alguna vez hubiera alguna duda nosotros apostaríamos por ellos, como ellos lo han hecho por nosotros, en este caso.

 

P: ¿Es buena la relación con los sindicatos?

R: La relación es cordial. Estamos juntos en temas de Diálogo Social, de convenios colectivos, en otros temas como los planes del carbón, el Plan Soria, en la Fundación Anclaje… tenemos una interlocución diaria. Claro, a veces tenemos puntos de vista, como es lógico, muy distantes en algunos temas. En algunos podemos llegar a converger y en otros no; pero eso es lo lógico y la dinámica que ha habido toda la vida con los sindicatos.

 

P: ¿Qué explicación tiene la carta de la directora general de Comercio dirigida a cuatro provincias requiriéndoles acreditar una representatividad de cara a la designación directa de los representantes en los plenos de las Cámaras?

R: No he hablado sobre este tema con la directora. Pero sí he hablado directamente con la consejera de Economía y con el consejero de Empleo. Esta carta es un error ya que jamás se tiene que poner en duda la representatividad de Cecale. En León y Valladolid está solucionado, mientras que en Salamanca y en Ávila no se van a poder repetir elecciones, con lo que no vamos a poder hacer nada.

 

"Hemos recuperado la interlocución con los sindicatos; la relación es cordial"

 

P: ¿La postura de Cecale es que en estas dos provincias se hubieran repetido las elecciones?

R: Totalmente y lógicamente.

 

P: ¿Toda esta situación podría interpretarse en que alguien hubiera tenido la intención de dividir la organización?

R: No lo sé. La verdad es que todo es muy raro, aunque yo no me atrevo a decir cuál es el motivo. Nos ha molestado el que se dudara de esa representatividad.

 

P: ¿Planea la sombra alargada de alguien?

R: Yo no lo puedo decir; no lo sé. Quiero pensar que es una equivocación.

 

P: ¿Ha superado Cecale esa tormentosa etapa de Cecale? ¿Se han cerrado las heridas?

R: Sí. Cecale está totalmente cohesionada, se han cerrado las heridas desde hace mucho tiempo. La imagen de Cecale es muy diferente ahora mismo que la que hubo hace cinco años.

 

 

P: ¿Qué han aprendido de los errores del pasado?

R: Aprendemos todos los días cosas nuevas. Simplemente aplicar el sentido común.

 

P: ¿Está resuelto el problema de la sede y que era uno de los principales escollos de la organización?

R: El tema de la sede está resuelto. Tenemos una hipoteca a 25 años, hemos conseguido rebajar nuestra cuota después de una serie de negociaciones, hemos logrado quitar el suelo; con lo que pagamos menos por nuestra sede.

 

"Cecale está ahora cohesionada, ha superado los problemas y ha cerrado las heridas"

 

P: Se acercan las elecciones en la CEO y CEPYME, como representante en esos órganos ¿qué previsiones de resultados puede haber?

R: Es todo muy aventurado. Las elecciones en CEO deberán ser antes de fin de año y el actual presidente no se puede volver a presentar por la limitación de mandatos. Nosotros intentaremos estar con la persona que resulte ganadora para poder tener algún espacio y entrar en los comités ejecutivos.

 

P: ¿Cómo está viendo en la lejanía el problema catalán?

R: Con una cierta preocupación y un total hastío. Es preocupante porque en fechas navideñas ha afectado a muchas personas, comercios, empresas, industrias y servicios que trabajan con productos catalanes. El boicot no solo afecta a la industria catalana sino también a la industria de Castilla y León, que vende a Cataluña un montón de materias primas y productos. Hemos repetido por activa y por pasiva que no se debe boicotear, porque al final repercute a tus propios ciudadanos, amigos y empresarios.

 

P: ¿Usted es de los que piensa que se puede pescar en río revuelto y acoger con los brazos abiertos a las empresas que han salido huyendo de Cataluña?

R: Lo ideal es que las empresas se quedaran en su territorio, dando la situación por finiquitada y normalizada a nivel político. Las decisiones las tienen las propias empresas, yo no voy a ir a pescar a río revuelto. Son las empresas las que deben establecer en qué lugar deben establecer su sede social. Si hubiera alguna que entrara en conversaciones con Castilla y León, pues lógicamente se le intentaría convencer de que se instalara aquí. Pero creo que no debemos pelearnos con nadie.

 

P: ¿Qué balance hace el presidente de Ceacale de su etapa al frente de la organización?

R: Estos años han sido positivos. En primer lugar, porque ha vuelto la estabilidad a todos los niveles: a nivel social en el que había brechas muy profundas y a nivel económico la situación era desastrosa. Eso se ha restañado y poco a poco se va recuperando. También se ha recuperado imagen ante la Junta de Castilla y León, las instituciones y el empresariado; hemos tratado de ser dialogantes en todos los ámbitos. También se ha recuperado la sintonía perdida con los sindicatos, algo muy necesario, y hemos vuelto a realizar un montón de actividades con las empresas. En definitiva la situación de Cecale ha dado un giro de 360 grados y es de lo que nos debemos felicitar.

 

P: ¿Qué le pide a los políticos para que vuelvan a ilusionar a los castellanos y leoneses?

R: Los políticos deben bajar a la tierra y pisar el terreno que pisamos los ciudadanos, para ver sus problemas del día a día. Con esa actitud sería más que suficiente, porque se involucrarían de otra manera.

 

P: Como presidente de la Federación de Soria, ¿Soria existe? ¿Qué propondría de forma realista para atajar los problemas que afectan a Soria desde la perspectiva regional: falta de comunicaciones e industria, despoblación…?

R: Esto daría para varias entrevistas. Soria, por supuesto, existe. Pero tiene unos problemas tremendos y el principal es la despoblación. Ya la Unión Europea le urgió al Gobierno que tomara cartas en el asunto en Cuenca, Teruel y Soria, porque eran las provincias más despobladas de España y estaban en ratios cercanos a lo que se estima como zona desértica. Las tres patronales de las tres provincias comenzamos a dar pasos y estudiar algunos ejemplos europeos de acción contra la despoblación, que estaba funcionando muy bien, como en el caso de los países nórdicos, fundamentalmente Laponia finlandesa o sueca y parte de Noruega y Rusia. Vimos lo que estaban consiguiendo aplicando planes muy concretos, siempre a largo plazo. Por ejemplo, hay un caso de éxito en Escocia, donde se creó una agencia multidisciplinar que trabajaron con arreglo a unos proyectos que habían definido, el gobierno Escocés ponía el dinero, aunque no participaba en nada. En la zona de las Highlands escocesas se creó un sentimiento de pertenencia a un territorio que por sí solo debe salir a delante: se mejoraron las infraestructuras, se potenció la educación y la Universidad mejorando el emprendimiento, de tal forma que el talento que salía no emigraba; a lo que se sumaba ventajas fiscales para los que emprendían un negocio. Poco a poco, la gente se iba quedando en el territorio y se fue fijando población y ahora han mallado tecnológicamente toda la zona, con lo que se ha conseguido que se esté invirtiendo el doble que en el resto de Escocia y que en el Reino Unido y la población ha aumentado en un 21%. Este es el ejemplo que debemos seguir en Soria y que sirva también como modelo a seguir en el resto de provincias de Castilla y León, para que nunca lleguen a la situación tan desesperada como la que tiene Soria en densidad de población.