Santa María del Cubillo, probablemente el pueblo más pequeño de España con periódico propio

Ejemplar número 1 de El Pregón.

Tiene una  periodicidad trimestral y una tirada de 300 ejemplares.

Santa María del Cubillo, municipio abulense que cuenta con 314 habitantes empadronados, es probablemente el pueblo de España con periódico propio.

 

Promovido por la recientemente constituida Asociación de Vecinos Don Miguel de Unamuno, El Pregón resalta a simple vista por su estética de estilo decimonónico o de primeros del siglo XX que caracterizaba a las antiguas gacetas tan habituales en la época. Se hizo así pensando en la figura del mentor de la Asociación, Don Miguel Unamuno, personaje con importantes vínculos con Castilla y que alabó en sus escritos la vida apacible de Ávila.

 

El periódico se edita primero en formato digital y se distribuye en PDF entre los vecinos apuntados a un grupo de WhatsApp y por e-mail. Pero como no todos, y especialmente los más mayores, pueden manejarse o tienen acceso a las nuevas tecnologías, después la editan en papel con la ayuda que proporcionan los anuncios de los profesionales –albañiles y comerciantes– vinculados al pueblo.

 

«Nos dicen que de aquí en breve todos los ciudadanos tendrán que relacionarse con las oficinas públicas con certificados digitales y usando dispositivos tecnológicos, pero… ¿es que nadie ha pensado en la población envejecida del medio rural, y la enorme brecha digital y de recursos que nos separa de las ciudades? ¿Quién les explicará lo que es ‘Java’, y cómo instalarlo en el navegador para poder identificarse digitalmente?», explican desde la asociación responsable del medio.

 

La periodicidad de El Pregón es trimestral, aunque los editores advierten de que puede sufrir variaciones por imposiciones varias, como el número 2, que se retrasó a enero por las fiestas navideñas –el nº 1 es de septiembre–.

 

Tirada

 

La edición tiene una tirada de 300 ejemplares que se distribuyen en las viviendas de la localidad. Da cuenta entre sus páginas de noticias de la pequeña comunidad, contiene artículos de opinión, literatura y otras inquietudes de los habitantes, pero también se hace eco de las reivindicaciones vecinales.

 

La revista no cuenta con ninguna ayuda pública, de hecho, el Ayuntamiento no ve con buenos ojos a la Asociación de Vecinos que la promueve: "No los ha recibido desde que se constituyeron el pasado 1 de junio, ni nos conceden un local pese, según ellos, el exceso de espacios disponibles y cerrados–".

 

"En los pequeños pueblos o bailas al son alcalde o no se acuerdan de ti; y no tenemos donde denunciar los abusos o dejaciones, porque a nadie le interesa lo que aquí pase", añaden los editores del peiódico.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: