Sánchez Cabrera pide a la Junta una unidad de ictus “para que los pacientes no tengan que ser atendidos en Salamanca”

Acto de ASPAYM con motivo del Día Mundial del Ictus.

Alrededor de 120.000 personas al año sufren un ictus y cada vez son personas más jóvenes

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha reivindicado que la Junta de Castilla y León ponga en marcha una unidad de ictus en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, con el objeto de que los pacientes no tengan que ser atendidos en Salamanca. En las actividades organizadas por Aspaym con motivo del Día del Daño Cerebral Adquirido (26 de octubre) y del Día Mundial del Ictus (29 de octubre), el regidor abulense ha agradecido la labor de concienciación y prevención que realiza esta asociación.

 

Jesús Manuel Sánchez Cabrera ha recordado que, a día de hoy, la unidad de referencia en Ávila para los pacientes de ictus es Salamanca, por lo que ha demandado a la Junta de Castilla y León la implantación de una unidad de ictus en Ávila. En este sentido, el presidente de Aspaym Castilla y León, Ángel de Propios, ha incidido en que el ictus es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres, hasta el punto de que 120.000 personas al año sufren un ictus y cada vez son personas más jóvenes.

 

El presidente de Aspaym ha señalado que en 2013 se creó una unidad de ictus que trata a pacientes, mientras que este año la campaña se centra en la prevención, sensibilizando y concienciando sobre la necesidad de tener hábitos de vida saludables.

 

Con este motivo, además, este sábado, a las 20.30 horas, se iluminará de azul el monumento de Los Cuatro Postes.