Sánchez Cabrera esperará a conocer las propuestas de la oposición para "buscar el consenso" en las ordenanzas fiscales para 2020

Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila, en la rueda de prensa ofrecida este martes. (Foto: Carlos Jiménez).

Hoy finaliza el plazo para que PP, PSOE y Ciudadanos presenten sus enmiendas al proyecto elaborado por el Equipo del Gobierno del Ayuntamiento de Ávila.

Las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Ávila para 2020 vive en la jornada de este martes una de las fechas marcadas en rojo en su tramitación, ya que hoy finaliza el plazo que tenían PP, PSOE y Ciudadanos para presentar las enmiendas al proyecto elaborado hace unas semanas por el Equipo de Gobierno.

 

Preguntado por los medios de comunicación, el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha explicado que el Equipo de Gobierno, una vez conozca las propuestas realizadas por los tres grupos de la oposición en el Consistorio de capital amurallada, "valorará" las mismas y "buscará el consenso", ya que éste es "el objetivo que nos guía en el Ayuntamiento".

 

Con la vista puesta en el Pleno Extraordinario en el que deben aprobarse las ordenanzas fiscales municipales para el próximo año, que tendrá lugar el 17 de octubre, el Equipo de Gobierno de Por Ávila mantendrá "distintas reuniones" con el resto de grupos políticos para elevar una propuesta "responsable" a la Comisión Informativa de Hacienda.

 

"Por Ávila lo que hace es un trabajo responsable y velar por lo mejor para los ciudadanos abulenses y para la ciudad", ha añadido Sánchez Cabrera, tras indicar "no nos gusta subir los impuestos a ningún ciudadano", una situación que el primer edil ha achacado a la "acción irresponsable" de anteriores corporaciones municipales.

 

Herencia recibida

 

Además, el primer edil de la capital amurallada ha recordado que la propuesta inicial presentada por el Equipo de Gobierno "se basa en los informes técnicos", unos documentos que señalan "cuáles serían los ingresos deseados para poder garantizar todos los servicios que demandan los ciudadanos".

 

"A nadie le gusta pagar más impuestos, a mi el primero", ha reiterado Sánchez Cabrera, tras recordar su "compromiso" en eliminar "gastos superfluos" con el objetivo de "equilibrar" el presupuesto; calificar la situación económica del Ayuntamiento de Ávila como "insostenible"; y destacar los 4 millones de euros que "nos hemos encontrados en los cajones de facturas pendientes de pagar" por parte de los anteriores equipos de Gobierno.