Sánchez Cabrera espera que no haya "un antes y un después" tras la acogida del Aquarius

El presidente de la Diputación de Ávila ha señalado que "puede tener un efecto llamada".

El presidente de la Diputación de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, espera que "no haya un antes y un después" de la acogida del barco Aquarius, con más de 600 migrantes a bordo.

 

"Hay que tener prudencia en estas cuestiones porque puede tener un efecto llamada", ha aseverado Sánchez Cabrera, quien ha recordado que "España ha demostrado ser un país solidario".

 

"Hay que tener cuidado con el efecto llamada", porque con la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "se ha quebrado una línea que estratégicamente estaba diseñada por la Unión Europea".

 

"Creo que Italia y Malta habían definido bien su estrategia a raíz de la estrategia que hay en la Unión Europea, por lo que ahora vamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos en los próximos años", ha subrayado el presidente de la Diputación de Ávila.

 

"Esperemos que no haya un antes y un después sin que tengamos un problema dentro de la Unión Europea respecto a esta cuestión", ha concluido Jesús Manuel Sánchez Cabrera.

 

Respuesta del PSOE

 

El secretario general y portavoz del PSOE en la Diputación, Jesús Caro, ha rechazado por “inapropiadas e intolerables” las declaraciones del presidente de la Institución provincial la decisión del Gobierno con respecto al barco Aquarius, al tiempo que le solicita una rectificación de sus palabras “para evitar el grave perjuicio que las mismas están originando a la imagen de la Diputación abulense”.

 

Según el dirigente socialista, Jesús Manuel Sánchez Cabrera “no ha sabido estar a la altura de las circunstancias” con sus manifestaciones, “obviando el cargo institucional que ocupa y anteponiendo los intereses particulares de su partido político a cualquier otro, cuando el planteamiento del Gobierno obedece a razones y criterios humanitarios, como así ha coincidido mayoritariamente la sociedad española”.

 

“Las actitudes xenófobas y racistas solo merecen el más absoluto de los desprecios y nunca hay que ampararlas”, según Jesús Caro, quien ha lamentado que el presidente de la Diputación haya salido en defensa de la posición de un Gobierno “al que no ha preocupado dejar a 600 personas a la deriva”, frente a la “solidaridad y sensibilidad” demostrada por el Gobierno de Pedro Sánchez.

 

Jesús Caro ha remarcado que los socialistas abulenses están “orgullosos” de la decisión tomada por el Gobierno de España para atender “a quien más lo necesita”, en este caso “por razones humanitarias y en cumplimiento de las obligaciones del derecho internacional".