Sánchez Cabrera destaca los "grandes retos" de la ciudad en su Mensaje de Navidad

Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila, en el Mensaje de Navidad. (Foto: Carlos Jiménez).

El alcalde de Ávila también ha destacado las dificultades del año que está a punto de terminar.

Un año más, como ya es tradicional, el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha querido dedicar unas palabras a los vecinos de la capital amurallada a través del Mensaje de Navidad.

 

En él, el primer edil ha destacado los "grandes retos" a los que se enfrentará la ciudad en 2020 y las "dificultades", principalmente las relacionadas con la sequía, por las que ha pasado en el año que está a punto de finalizar.

 

El Mensaje de Navidad del alcalde de Ávila ha sido el siguiente: 

 

Estamos próximos a terminar un año intenso, lleno de mucho trabajo y no exento de dificultades.

 

En la nueva Corporación municipal tenemos grandes retos por delante: trabajamos para tener una ciudad mejor, una ciudad donde vivir y trabajar, una ciudad con oportunidades para nuestros hijos y nietos, una ciudad con empleo. Lo haremos de la mano de otras administraciones con lealtad institucional y desde la reivindicación.

 

Quiero daros las gracias por vuestro compromiso y vuestra ayuda. Hemos sufrido una de las peores sequías de la historia de la ciudad y, sin embargo, gracias a vuestro esfuerzo y a la toma de decisiones adecuadas, estamos superando la misma sin haber tenido que realizar restricciones y cortes de agua. Gracias por hacer un uso responsable de este bien tan escaso.

 

Tenéis nuestro compromiso para trabajar día a día, año a año, para cambiar Ávila. En el Ayuntamiento  tenéis las puertas abiertas. Esta es vuestra casa.

 

No quiero olvidarme de los abulenses que más sufren, de los pequeños, de los mayores, de aquellas personas que viven solas, de los desempleados y de todas las familias que este año han perdido a algún ser querido. Contáis con nuestro cariño y nuestro apoyo.

 

Abulenses, os deseo una Feliz Navidad y un próspero  año 2020.

 

Recibid un fuerte abrazo.