Sánchez Cabrera arremete contra Ciudadanos por respaldar "un gobierno continuista" en la Junta

Jesús Manuel Sánchez Cabrera durante una intervención ante los medios. Foto de archivo.

El líder de la formación Por Ávila ha criticado duramente al partido naranja porque considera que "no está haciendo lo que su votante espera".

El nuevo alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha criticado el acuerdo entre el PP y Ciudananos para gobernar en la Junta, y al partido naranja por apoyar "continuismo".Aunque el pacto es "aritméticamente posible" y ha mostrado su "máximo respeto", ha criticado al responsable de Ciudadanos en la Comunidad, Francisco Igea, según ha manifestado, en declaraciones recogidas, en el Día del Deporte en la Calle.

 

"Creo que Ciudadanos no está haciendo lo que su votante espera, porque había comentado que quería un gobierno de cambio y lo que está apoyando es un gobierno de continuismo del PP", ha declarado. "El señor Igea tiene la libertad, con su partido, de poder hacer lo que considere oportuno", si bien "serán los abulenses y los castellanoleoneses los que en las próximas elecciones le dirán si ha acertado o se ha equivocado".

 

Por otra parte, Sánchez Cabrera ha destacado el papel que jugará el procurador de Por Ávila en las Cortes de Castilla y León. El procurador, Pedro Pascual, "va a jugar un papel muy importante" porque "va a ser esa voz independiente en las Cortes defendiendo los intereses de Ávila""Hasta ahora sólo ha habido procuradores con una disciplina de partido que hacía que muchas veces no pudieran decir aquello que piensan y defender los intereses de los abulenses con plena libertad", ha asegurado.

 

Por otra parte, el expresidente de la Diputación ha manifestado que su partido apoyará en la institución provincial, donde el PP ha perdido la mayoría absoluta y depende de Ciudadanos, a la formación que mayores inversiones aporte a la capital y a la provincia. "Vamos a esperar a ver qué decisión toma Ciudadanos", aunque si hay un acuerdo entre el partido naranja y el PP "no habría nada más que hablar en la Diputación".

 

Con doce diputados provinciales, el PP lograría la mayoría absoluta con el único diputado de Ciudadanos, frente a los 8 del PSOE y los 4 de Por Ávila