Sánchez anuncia que todos los trabajadores de actividades no esenciales deben quedarse en casa dos semanas

Permiso retribuido recuperable que posteriormente los trabajadores tendrán que negociar con las empresas cómo se concretan. 

Pedro Sánchez

El Gobierno aprueba un "permiso retribuido recuperable" hasta el 9 de abril para todos los trabajadores de actividades no esenciales. Es decir, los trabajadores no irán a su puesto de trabajo las dos próximas semanas pero seguirán recibiendo su salario. 

 

Desde el lunes "aquellos trabajadores que tengan labores en esos servicios no esenciales lo pueden hacer ahora cuando estamos ahora cuando estamos a las puertas de la Semana Santa y podemos rebajar esa movilidad y evitar así una progresión intensa del número de hospitalizados que empieza a bajar pero es elevada". 

 

El objetivo es reducir la movilidad a los niveles de movilidad que hay durante los fines de semana, ha señalado Sánchez. El presidente ha insistido varias veces de que son formalmente dos semanas aunque mirando el calendario laboral se reducen esas jornadas por coincidir con la Semana Santa. 

 

Se para toda la actividad no esencial durante dos semanas. Habrá permiso retribuido y recuperación paulatina de las horas después.  "La idea es que un trabajador que trabaja en una obra, a partir del 30 de marzo no lo hará y podrá tener ese permiso retribuido. En cambio, un enfermero sí lo hará", ha añadido.

 

Las medidas afectan a aquellas actividades que no están concretadas como esenciales en el Decreto. 

Noticias relacionadas