Salamanca embriagada por la esencia de la lectura: "El libro vuelve a ser un refugio"
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

Salamanca embriagada por la esencia de la lectura: "El libro vuelve a ser un refugio"

La capital charra sale a la calle para cortar con la rutina en un intento cada vez más cercano de la posible vuelta a la normalidad. No ha sido en la Plaza Mayor, pero sí se ha celebrado el Día del Libro 2021 en Salamanca. 

"La gente ha vuelto a las librerías como una victoria, recuperando algo de lo perdido. Creo que por primera vez hemos tenido suerte", declaraba Rafa Aria, librero de Letras Corsarias el pasado 23 de julio cuando se celebró el Día del Libro 2020. Con la misma esencia, pero diferente formato, llegaba un día en el que el libro volvía a ser el mejor acompañante, si es que ya no lo había sido durante todo el periodo de confinamiento. En este 2021 algo se ha avanzando y es que su celebración ha vuelto a ser en abril, mes de Castilla y León y de la lectura, mes de la primavera y de la lluvia. Y en concreto un día dedicado a Emilia Pardo Bazán con motivo del centenario de su muerte. 

 

Un total de 16 librerías han salido a la calle, estableciendo pequeños puestos de ventas en las puertas de sus respectivas librerías, aplicando además un 10% de descuento a todos aquellos que decidan comprar un libro. Este no será el único 'regalo' que se lleven, sino que  se entregará un marcapáginas editado para la ocasión por el Ayuntamiento de Salamanca y dedicado a la novelista, poetisa, periodista, traductora, crítica literaria, editora y catedrática universitaria, mencionada con anterioridad. 

 

El libro ha vuelto, si es que no se había ido nunca, a cobrar un papel fundamental en nuestras vidas, supone un refugio y una manera de sobrellevar mejor la situación: "La lectura es algo más que mero entretenimiento. Hay un punto que no se puede olvidar y es que rompe con la rutina en la que estamos envueltos. Es distinto, no ha lluvido, cada día libreria ha puesto su puesto a la puerta...creo que la gente ha aprovechado el día para dar un paseo, para comprar, se ven muchas familias. Hay un punto de romper el aburrimiento en el que estamos sumidos", reconoce Rafa Aria de Letras Corsarias. 

 

Pasamos también por Víctor Jara, donde aseguran que el día está saliendo de maravilla: "Estamos contentos, vamos a serguir trabajando...¿qué más vamos a pedir? Si la gente sigue respondiendo así las cosas van a cambiar. Estamos muy contentos".

 

 

¿Y los libros estrella de este año? "Se ha vendido mucho Siria de María Dueñas, Titania, Sandra Barneda...está muy repartida la cosa, pero sobre todo el primero, el de Dueñas

 

"El libro más vendido ha sido 'Comuneros' de Miguel Martínez, que celebra el quinto año de la revuelta comunera y, por supuesto, El Infinito en un Junco de Irene Vallejo que sigue siendo el libro preferido mes tras mes. Siguen vendiéndose los autores clásicos como Javier Marías o Javier Tercas y las propias recomendaciones nuestras de los libreos. Es un día en el que se dejan llevar". ¿Y que nos recomienza Letras Corsarias? "A mí personalmente me gusta mucho el libro de 'Entre la línea' que habla de la vida de un obrero que trabaja en trabajos muy alineantes y la moraleja del libro es como la literatura puede salvar la vida". 

 

Calles repletas de personas, mascarillas en cara sí, pero libros en mano. La Feria del Libro vuelve a suponer una pizca necesaria que acerca neustra mente a esa realidad con la que soñamos y que antes tanto desmerecíamos. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: