Cyl dots mini

Salamanca Abierta, los imprescindibles de la visita a una Ciudad Patrimonio de la Humanidad

La ciudad de Salamanca ofrece un plan para visitarla casi para cada persona gracias a su incomparable compendio de patrimonio, cultura, gastronomía y ocio.

Plaza Mayor de Salamanca, en el centro de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

CÓMO LLEGAR

- Coche. En coche las autovías A-62 y A-66 te conducirán hasta la ciudad. Para llegar desde Madrid es preciso seguir la autovía A-50.

- Autobús. Si optas por el autobús, existe una línea de autobuses de la compañía Avanza Bus que va directa desde el aeropuerto de Madrid-Barajas hasta Salamanca. La parada en Barajas se encuentra en la Terminal 1 del aeropuerto.

 

CÓMO MOVERSE

Salamanca es una ciudad tranquila, peatonal, que se puede recorrer a pie. Para desplazarse lo mejor es hacerlo andando o utilizar el autobús urbano. También puedes moverte en bicicleta y disfrtuar del carril bici de la ciudad, una buena parte de él junto al río.

 

CLIMA

Salamanca tiene un clima mediterráneo continental. Los inviernos son fríos con temperaturas bajas, los veranos calurosos con temperaturas que superan los 30 grados. 

Salamanca es desde hace años es uno de los destinos turísticos más interesantes de Castilla y León gracias a una combinación de patrimonio, cultura, gastronomía y vida urbana. Declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1988, fue Capital Europea de la Cultura en 2002 y su Universidad ha celebrado ya 800 años, y destaca por sus monumentos y la diversidad de su vida marcada por el ambiente universitario.

 

La ciudad cuenta con una amplia oferta turística que permite visitarla cada día del año, en todas las estaciones, las 24 horas del día. Sus monumentos, la oferta cultural y gastronómica, los museos, las visitas guiadas, la app para visitarla por tu cuenta, el ocio nocturno y las numerosas rutas y propuestas turísticas diseñadas especialmente para disfrutar de la ciudad: hay un plan para visitar Salamanca casi para cada persona y familia.

 

Los imprescindibles

Salamanca es su patrimonio y la ciudad tiene la ventaja de que concentra buena parte de sus monumentos en un área pequeña que se puede recorrer a pie. Una visita tiene que empezar por su Plaza Mayor, de estilo barroco, una de las más bonitas de España y del mundo y uno de los monumentos barrocos capitales de la arquitectura peninsular.

 

 

No puede faltar una visita a las Catedrales, que se pueden disfrutar desde otro punto de vista con la subida a sus torres medievales de la catedral, Ieronimus: podrás pasear por las terrazas exteriores, las atalayas y las balaustradas que asoman al interior del templo, entre gárgolas, pináculos y campanas.

 

El edificio histórico de la Universidad, la más antigua de España con más de 800 años, también merece una visita, en su fachada es tradición entre los turistas buscar la rana oculta entre su decoración. En el interior descubrirás espacios como el aula de Fray Luis, donde parece haberse detenido el tiempo, o la Biblioteca antigua.

 

En un trayecto de la Plaza Mayor a las catedrales se puede admirar también la Casa de las Conchas, famosa por su fachada decorada con cientos de conchas, y la Iglesia de la Clerecía y Universidad Pontificia. La visita a las Torres de la Clerecía es otro de los miradores imprescindibles de la ciudad.

 

El Puente Romano y el Huerto de Calixto y Melibea, lCasa Lis y su Museo de Art Nouveau Art Déco no pueden faltar en la visita.

 

Gastronomía

A la hora de reponer fuerzas, Salamanca aúna en sus restaurantes cocina tradicional y de vanguardia con productos de la tierra entre los que no pueden faltar el jamón de Guijuelo, las carnes de ternera o morucha, las lentejas de la Armuña, la chanfaina, los asados… con quesos, aceites y vinos salmantinos. Puedes comer en un restaurante con vistas a la ciudad o en la propia Plaza Mayor (imprescindible tomarte un café en sus terrazas) o también en un centro de arte contemporáneo o en un típico mesón castellano.

 

Para los que les atraiga los orígenes de la ciudad, se puede visitar el Cerro de San Vicente, un yacimento arqueológico donde se conservan restos de los antiguos pobladores de la ciudad allí donde se produjo el primer asentamiento. También se puede visitar el Centro de Interpretación de las murallas salmantinas Salmantica Sedes Antiqua Castrorum, y el antiguo Pozo de Nieve, donde se conservaba la nieve que antiguamente se traía desde la sierra para transformarla en hielo, una visita espectacular que ha permitido descubrir una red de túneles bajo la ciudad.

 

Fechas importantes

Si queremos disfrutar de Salamanca en una fecha concreta, citas más importantes del calendario son la Semana Santa, el muy salmantino Lunes de aguas, el Festival de las Artes de Castilla y León en verano, la Fiesta de San Juan de Sahagún (12 de junio), las Ferias y Fiestas de septiembre y la subida del Mariquelo a Torre de la catedral para conmemorar el terremoto de Lisboa.