Rotary Club de Ávila se suma a la celebración del histórico avance hacia un mundo libre de Polio
Cyl dots mini

Rotary Club de Ávila se suma a la celebración del histórico avance hacia un mundo libre de Polio

Vacunación contra la polio en Pakistan. (Foto: Europa Press)

La labor de Rotary ha sido fundamental, con sus campañas de vacunación, para reducir en un 99’9 por ciento los casos de polio en el mundo desde el primer proyecto de vacunación infantil en Filipinas en 1979.

Con un acto de concienciación que se realizará el domingo 24 a las 8 de la tarde en los Cuatro Postes, los rotarios abulenses se suman a esta iniciativa mundial y llaman a los ciudadanos a colaborar en su esfuerzo en la lucha contra una enfermedad que no hace tanto tiempo se consideró como una pandemia.

 

Desde hace más de treinta y cinco años Rotary lucha, conjuntamente con otras entidades, para erradicar la poliomielitis del mundo. Ahora, estamos más cerca que nunca de lograrlo y convertir la enfermedad en la segunda que se erradica en el mundo, después de la viruela.



"Ahora, más que nunca, se hacen necesarios este tipo de actos para recordar aquellas enfermedades que ha sufrido la humanidad, que fueron la causa de terribles dolencias y sufrimientos y que, por cercanía a su erradicación, no debemos olvidar", aseguran.


La labor de Rotary ha sido fundamental, con sus campañas de vacunación, para reducir en un 99’9 por ciento los casos de polio en el mundo desde el primer proyecto de vacunación infantil en Filipinas en 1979.


Los rotarios han contribuido, desde entonces, con más de 2.100 millones de dólares y numerosos voluntarios y horas de trabajo para llegar a proteger a más de 3.000 millones de niños de 122 países contra esta enfermedad. Además, las campañas de promoción de Rotary han desempeñado un papel fundamental en la toma de decisiones de los gobiernos del mundo en la lucha contra la poliomielitis.


Aún queda trabajo por realizar y lograr el objetivo de erradicar la poliomielitis del mundo, ya que en la actualidad sigue siendo endémica en Afganistán y Paquistán, y que, de no mantener a muchos países libres de este virus, se podrían producir más de 200.000 casos de parálisis en niños por todo el mundo.