Roglic se lleva la crono en Ézaro recupera el maillot rojo de La Vuelta
Cyl dots mini

Roglic se lleva la crono en Ézaro recupera el maillot rojo de La Vuelta

Carapaz acabó séptimo y está ahora a 39 segundos del esloveno en la general.

El ciclista Primoz Roglic (Team Jumbo-Visma) ha ganado este martes la decimotercera etapa de La Vuelta ciclista a España, una contrarreloj individual entre Muros y el Mirador de Ézaro sobre 33,7 kilómetros, y se convierte en nuevo líder con 39 segundos de margen sobre Richard Carapaz (INEOS Grenadiers), al que arrebató el maillot rojo.

 

Roglic, que se reguló y fue de menos a más, espero a la dura subida a Ézaro, con rampas que son auténticos muros cercanos al 30 por ciento de pendiente, para golpear a sus rivales y recuperar ese rojo que se han ido intercambio con el ecuatoriano, que fue séptimo en esta lucha contra el cronómetro.

 

El esloveno ganó la etapa, por un segundo sobre un Will Barta (CCC) que se quedó con la miel en los labios, y recuperó el maillot rojo que vestía Richard Carapaz aunque, eso sí, La Vuelta sigue abierta y con 39 segundos de margen entre ambos en la general provisional.

 

Una general donde Hugh Carthy (EF Pro Cycling) sigue tercero, ahora a 47 segundos de Roglic, pero tras hacer una exhibición personal. De hecho, el británico, ganador en L'Angliru, estuvo en tiempos del esloveno y sólo la subida final a Ézaro decantó la balanza a favor de 'Rogla'.

 

De hecho, en el primer punto kilométrico (12km), Hugh Carthy sorprendió a propios y extraños. Marcó el mejor tercer tiempo total en ese punto, superando en un segundo a Primoz Roglic (Jumbo-Visma). Ahí, sin duda, el peor de los aspirantes fue Enric Mas (Movistar Team), 33 segundos peor que Carthy.

 

El de Artà finalizó decimosexto la etapa, a 1:43 de Roglic, y sigue quinto en la general pero a 3:23 del nuevo líder, y a casi 3 minutos del podio que defiende Carthy. No se encontró bien y, además, protagonizó la anécdota de la jornada. La Vuelta y los jueces marcaron claramente una zona donde cambiar la bicicleta aerodinámica de 'crono' por una estándar, para afrontar la subida final.

 

Todos cambiaron ahí, menos Mas, que lo hizo metros más adelante, fuera de los límites que incluso delimitaban hasta dónde podían ayudar los mecánicos a los ciclistas a volver a arrancar. Pese a ello, tanto el Movistar Team como Mas aseguraron que el movimiento estaba dentro de la legalidad de la ronda española.

 

Otro telefónico, Nelson Oliveira, tercero, hizo una gran crono. Superó en 25 segundos al campeón francés contra el crono, Rémi Cavagna, en el segundo punto intermedio. Referencia clara para sus compañeros del Movistar Team, sobre todo para el líder telefónico, Enric Mas, que no supo ni pudo aprovecharla.

 

En la meta del Mirador de Ézaro, superó en 48 segundos al galo y le arrebató el trono de 'ganador virtual' de la etapa. Aunque poco le duró, pues Will Barta (CCC Team) le superó en 8 segundos. Un Barta que defendió puesto, optimista, hasta que vio despegar al misil verde que fue Roglic camino del Mirador. Un segundo le impidió subir al podio como ganador de etapa.