Robles, sobre el nuevo Puente de la Gaznata: "es una infraestructura necesaria que no podía dilatarse por más tiempo"

Margarita Robles, diputada del PSOE en el Congreso por la provincia de Ávila. (Foto: PSOE)

La socialista asegura que su culminación era una de las tareas pendientes del gobierno socialista

La diputada del PSOE por la provincia de Ávila, Margarita Robles, ha querido reivindicar la celeridad en las obras de remodelación del nuevo Puente de la Gaznata, que pondrá fin al estrechamiento para vehículos que transiten la N-403 y que la pasada semana sufrió un importante avance por la colocación de la estructura central que une amboslados del mismo. A pesar de los sucesivos retrasos en el avance de las obras, que han durado años, parece que el final de esta obra cada vez está más cerca.

 

En este sentido, Robles ha señalado que desde que gobierna el PSOE en España, su partido “ha impulsado todos aquello proyectos que estaban aparcados”. Además ha argumentado que “para los socialistas no hay ciudadanos de primera y de segunda sino que todos merecen los mismos servicios y dotaciones independientemente de su lugar de residencia”. Por ello ha asegurado que una de las prioridades del Gobierno de Pedro Sánchez “ha sido retomar y concluir las obras de este puente que ha venido siendo una reivindicación histórica de la provincia abulense”, admite.

 

A su vez, Margarita Robles ha querido recordar que su antecesor en el cargo, Pedro Muñoz, fue muy crítico con la paralización de las obras y en numerosas ocasiones pidió respuestas en el Congreso de los Diputados porque según argumenta, “para el PSOE esta era y es una infraestructura sumamente necesaria que no podía dilatarse por más tiempo. De ahí, el impulso concedido que está permitiendo que la finalización de las obras esté cada vez más cerca”.

 

Se espera que el nuevo puente de la Gaznata esté totalmente terminado y abierto al tráfico rodado antes de un año, después de 9 meses desde la reanudación de las obras que se han antojado muy intensas y que han tenido su punto culminante la semana pasada con el izado de la estructura del vano central tras un complejo traslado de la pieza que vino por flotación a través del embalse de El Burguillo.