Retirado un inyector de adrenalina contra reacciones alérgicas por fallos en el sistema

Autoinyector de adrenalina contra reacciones alérgicas Emerade.

Sanidad ordena la retirada del medicamento Emerade por problemas en el autoinyector de adrenalina.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha ordenado la retirada del dispositivo de autoinyección de adrenalina de varias unidades del medicamento Emerade, comercializado por Pharmaswiss Ceska Republika SRO, debido a un defecto que puede provocar que no administre la dosis necesaria. En concreto, están afectados los formatos de Emerade de dosis de 150 microgramos, 300 microgramos y 500 microgramos. El problema puede aparecer en cualquier pluma del medicamento. El Emerade es un medicamento que contiene adrenalina en varias dosis y está indicado como tratamiento de emergencia en las reacciones alérgicas agudas graves.

 

La Aemps, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, informa que el defecto consiste en un problema con el propio sistema de autoinyección, que provoca que en las unidades afectadas haya que realizar una fuerza superior a la establecida en las especificaciones para administrar la dosis.

 

Aunque la Agencia ha informado de que la probabilidad de que las unidades estén afectadas es baja, ha decidido ordenar la retirada de todas las unidades de todos los lotes presentes en el canal de distribución, en las oficinas de famarcia y en posesión de los pacientes, debido a las situaciones peligrosas en las que se suele utilizar este medicamento y el riesgo que supone la administración de una dosis incorrecta. 

 

En su nota informativa, la Aemps ha aclarado de que va a proceder a la sustitución del Emerade por otros medicamentos alternativos, para que los pacientes sigan disponiendo de este fármaco. Sin embargo, afirma que "la mayoría de las plumas de Emerade que están en circulación se activarán correctamente con su uso" y pide a los usuarios "conservarlas en su poder, y utilizarlas si fuera necesario, hasta que disponga de un autoinyector de adrenalina alternativo".

 

La Agencia recomienda a los pacientes que dispongan de unidades de Emerade que acudan a su médico para que les prescriban un nuevo medicamento alternativo. A aquellos usuarios del medicamento en su dosis de 500 microgramos, al no existir un fármaco equivalente en el mercado, se les contactará por parte de los servicios de salud y recibirán la prescripción de un nuevo medicamento con otra dosis que su médico considere equivalente y ajustada para su caso.

 

Una vez obtenida la nueva prescripción, los pacientes deben acudir a la farmacia y presentar la receta y el envase de Emerade a sustituir, que deben guardar en su poder hasta que tengan el medicamento alternativo. Las marcas alternativas comercializadas son: Altellus 150 microgramos niños (en formato de una o dos plumas), Altellus 300 microgramos adultos, Anapen 0,15 mg/0,3 ml, Anapen 0,30 mg/0,3 ml y Jext 150 microgramos (en formato de una o dos plumas).

 

Por otro lado, la Agencia recuerda a los farmacéuticos que deben comprobar que la unidad devuelta por el paciente es una de las afectadas por la retirada y la sustituirán por un nuevo autoinyector, según la prescripción presentada y de forma gratuita. Deben informar también a los pacientes de que el medicamento alternativo es completamente equivalente al Emerade y enseñarles el manejo del nuevo dispositivo de autoinyección, ya que pueden existir diferencias en la forma de utilización.

Comentarios

Llegando a Grecia 30/10/2019 15:49 #1
Altellus y Anapen con problemas de suministro en todas sus presentaciones. Jext 300 con la comercialización suspendida definitivamente. ¿Qué hace falta para que se enteren los políticos de que hay medicamentos ESENCIALES cuyo precio no pueden rebajar?

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: