Respuesta a don José Alberto Novoa

Carta abierta del ex-coordinador provincial de UPyD, Fernando Manzanas, a José Alberto Novoa. 

Antes de compartir con usted unas reflexiones producto de su amable carta, déjeme que como introducción le exprese mi más rotunda condena y rechazo al franquismo.

 

Es obvio que como demócrata ese régimen no goza en absoluto de mis simpatías, y digo esto porque a ustedes todo lo que no sea aplauso incondicional a sus tesis o exaltación encomiástica, les parece “franquista”, “neoliberal” o “facha”;  es el peculiar concepto de democracia y libertad de expresión que ustedes tienen, quizás, reflejo ineludible de su pasión por todo lo que huela a Politburo y GULAG, y su rechazo a todo aroma de parlamento o democracia occidental.

 

Dicho esto, (que le confieso considero que no me libra de sus calificativos de “facha” “neoliberal”, “franquista”,  etc, ya que en ustedes es un reflejo “pauloviano”), tengo que manifestarle mi asombro por la simplicidad extrema que muestra usted sobre la  historia española. Y es que adolece en su carta del síndrome de “Peter Pan”.

 

Usted, señor Novoa, como gran parte  de los comunistas españoles, se niega a crecer, y prefiere creer en los mitos en lugar de asumir como un adulto la historia, su historia,  y a partir de ahí tratar de superar el sectarismo, como hicieron otros comunistas como Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius, Francisco Félix Montiel, Ramón Tamames e incluso el Santiago Carrillo de la transición, y cuya contribución a la reconciliación nacional y a la democracia no podrá ser negada por ningún español con memoria histórica.

 

Pero mire, sólo desde el sectarismo y el fanatismo se puede olvidar el componente dictatorial de los comunistas durante la guerra civil, y sostener que los asesinos de Paracuellos, los torturadores de las checas, o los asesinos de miles de religiosos eran “luchadores por la libertad”, como usted los denomina.

 

Debe responder  una serie de preguntas elementales que dejo a su honestidad intelectual, que no dudo que la tenga así como al resto de comunistas. La pregunta es muy sencilla: si los comunistas luchaban por la libertad y la democracia: ¿Por qué persiguieron y asesinaron a demócratas republicanos como Melquiades Álvarez (confío en que usted sabrá quién es y lo que significó para España)? ¿Por qué perseguían y asesinaban a los seguidores socialistas de Julián Besteiro? ¿Por qué asesinaron, degollaron y despellejaron al dirigente comunista del POUM Andrés Nin junto con sus compañeros? También se podría  preguntar si asesinar religiosos indefensos a mansalva es símbolo de lucha por la libertad…

 

El comunismo ha sido la ideología junto con el nazismo más vil y más miserable de la historia, con millones de asesinados, ¡SÍ,! he dicho millones de asesinados. Rusia, China, Corea,  Camboya y Vietnam son el testimonio de lo que significa la hoz y el martillo.

 

Considerar que los discípulos  del asesino Stalin  querían y defendían en España una democracia, es directamente una necedad, que aunque encubierta en pomposas palabras no oculta su esencia pútrida de manipulación histórica.

 

No lo dude, estoy de acuerdo con usted en que se debe enseñar en las escuelas lo que significó el franquismo, pero también lo que supuso el comunismo para el mundo,  para que esa aberración de crímenes, asesinatos y represión no se vuelva a repetir, y enseñar que tanto fascistas como comunistas fueron enemigos de la República.

 

Su carta denota el mismo problema de madurez intelectual de todos los jóvenes adanistas indocumentados. Creen en el comunismo como creen los niños en los reyes magos o las beatas en los santos, es decir, pura fe irracional, pasión por el dogma y miedo a la verdad y la razón. De ahí que ustedes abominan el Catolicismo pero se hermanan con la Inquisición. ¡Su espejo es tanto Lenín como Torquemada!

 

No se preocupe. El tiempo pasa. Tarde o temprano los adolescentes maduran, y no dudo que más temprano que tarde descubrirá que los reyes magos son los padres, que los santos no hacen milagros y que los comunistas en la Guerra Civil y la República eran como los fascistas pero con el puño cerrado.

 

Suyo afectísimo.

 

Fernando Manzanas,

Ex responsable de UPyD Ávila y Licenciado en Historia.