Respira Castilla y León: Renault no reducirá su producción en sus plantas de Valladolid y Palencia

La cadena de fabricación del Renault Captur en Valladolid. TRIBUNA

Renault no recortará su producción en España, aunque reducirá sus costes 2.150 millones en todo el mundo. No toca sus factorías en Castilla y León y tampoco cerrará plantas en España.

La compañía automovilística Renault ha anunciado que su nuevo plan de ahorro de costes no contempla la reducción de su producción en sus fábricas españolas (Valladolid, Palencia y Sevilla) y tampoco el cierre de ninguna de sus plantas ubicadas en territorio nacional. La noticia es todo un alivio para Castilla y León, que cuenta con dos de las mejores plantas de la marca del rombo en toda Europa, pero que necesitaba confirmar que no habría reducción de empleo o producción.

 

Aunque no había noticias en ese sentido y la Junta de Castilla y León había mostrado su tranquilidad al respecto, el fuerte impacto de la crisis del coronavirus en el sector de automoción y los movimientos de otras marcas habían despertado las dudas. De hecho, este mismo jueves Nissan anunciaba el cierre de su factoría en Barcelona, movimiento clave de uno de los socios de la alianza que forman también Renault y Mitsubishi. Del ajuste en Nissan se libra también por ahora la fábrica de Ávila, transformada a suministro de piezas y recambio para toda la alianza, lo que ha podido evitar un cierre como el de Barcelona.

 

Así lo ha señalado el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, en una rueda de prensa 'online' para presentar este nuevo plan con el que la compañía pretende reducir sus costes en 2.150 millones de euros hasta 2022 y recortar 15.000 empleos.

 

El objetivo de este nuevo programa hasta 2023, que tendrá un coste de unos 1.200 millones de euros, es devolver la competitividad a la compañía y garantizar su desarrollo a largo plazo en el marco de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Noticias relacionadas