Resiliencia, pantallas y Beethoven para celebrar la "puta tonelada de pasta" de Europa
Cyl dots mini

Resiliencia, pantallas y Beethoven para celebrar la "puta tonelada de pasta" de Europa

Pedro Sánchez, durante la presentación del plan de recuperación.

El acto de presentación del plan para superar la crisis del Covid deja una palabra curiosa, formato telemático y una frase muy española pronunciada por un británico.

La puesta en escena del plan del Gobierno para recuperar la economía de España de la crisis del Covid ha dejado una palabra poco frecuente, una presentación acorde a los tiempos telemáticos que vivimos y la sinceridad de un genio del piano. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido este miércoles en el Palacio de la Moncloa para explicar el 'Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía' y lo ha hecho frente a dos grandes pantallas en las que aparecían conectados virtualmente todos los miembros del Ejecutivo y otros invitados.

 

El Ejecutivo ha hablado desde un atril mientras en otra pantalla situada detrás de él mostraba palabras claves de su discurso, como "resistir", "avanzar" o "nuevo impulso". Moncloa ya había adelantado que Sánchez expondría el Plan de Recuperación con un "formato novedoso". A su comparecencia han asistido por videoconferencia, aparte de los miembros del Gobierno, representantes de la patronal y de los sindicatos, así como los embajadores de los 27 países miembros de la Unión Europea y numerosos representantes de la sociedad civil, entre ellos, los responsables de distintos medios de comunicación.

 

El término resiliencia ha llamado la atención por ser poco usado. Según la Real Academia, se trata de la "Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado adverso"; también es la "capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación". Ambas definiciones acordes a lo que está viviendo la economía española.

 

El pianista británico residente en España James Rhodes ha sido el encargado de poner música al inicio del acto en Moncloa. "Buenos días. Un poco de Beethoven", ha dicho ante una cámara el propio Rhodes antes de comenzar su pieza musical. Y horas antes ya utilizaba su cuenta en Twitter para defenderse de algunas críticas por su participación en este evento.

 

De entrada, ha aclarado a los "haters" que no ha recibido "ni un céntimo" --"de hecho me he negado a cubrir los astos del afinador", ha bromeado-- por tocar el piano en esta cita. Eso sí, ha dicho estar "súper feliz y nervioso" por interpretar a Beethoven antes del discurso del presidente pero sobre todo, ha apuntado, "orgulloso de ser parte de Europa" y aún más de llamar a España su hogar.

 

Ahora bien, ha señalado que, aunque "divertido", le resulta "un poco triste" ver "cuánta gente está furiosa porque alguien interpreta a Beethoven para ayudar a celebrar la recepción de una puta tonelada de pasta para ayudar a nuestro país a recuperarse", en alusión a los fondos que recibirá España para hacer frente a los efectos económicos derivados del coronavirus.

 

Con todo, el músico británico ha confesado para él fue un "honor" y "una forma maravillosa de celebrar" así ser parte de España y de su unidad con Europa. "Si estáis molestos por esto, tal vez toca revaluar prioridades. Si no estáis molestos, pues gracias por no ser consumido por el odio/la división. Amor y paz a mi amada España", concluye.

Comentarios

Sinvergüenzas 08/10/2020 20:45 #1
Cuanta bambolina, cum fraude cree ser un líder mundial, deja de mirarte tanto el ombligo felón.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: