Rescatan a un menor que se había descolgado por la tubería de un edificio para huir de la policía
Cyl dots mini

Rescatan a un menor que se había descolgado por la tubería de un edificio para huir de la policía

Archivo - Imagen de recurso de Policía Nacional

El joven, junto con cuatro amigos, estaba disparando desde la azotea con una pistola de perdigones a las personas que pasaban por la calle.

Dos agentes de la Policía Nacional han rescatado en Valencia a un joven que se encontraba encaramado a la tubería de gas de un edificio tras huir de los policías cuando fueron a identificarlo por presuntamente disparar perdigones a los viandantes desde una azotea junto a otros cuatro jóvenes.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes, sobre las 22.30 horas, cuando los agentes fueron comisionados por la Sala del 091 para que acudiesen a un edificio del distrito valenciano de Exposición, donde varios jóvenes estaban asomados a la azotea disparando con una pistola de perdigones a quienes caminaban por la calle, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Una patrulla policial de paisano se dirigió hasta el lugar y subió hasta la azotea del edificio, donde observaron a cinco chicos asomados. Los jóvenes, al percatarse de la presencia policial, intentaron huir del lugar, pero fueron interceptados por los agentes. Uno de ellos propinó un fuerte empujón a uno de los policías y se subió a la cornisa de la azotea para, seguidamente, descolgarse por la fachada agarrado a una tubería de gas.

En un momento dado, el joven se quedó bloqueado en una pequeña repisa, cuando comenzó a gritar, llorar y pedir auxilio. Los agentes solicitaron a los moradores del piso más próximo a donde se encontraba el chico poder acceder al interior, puesto que existía un peligro inminente para la vida del menor.

Una vez en el balcón de la vivienda, uno de los policías sacó medio cuerpo por fuera de la barandilla, sujetándolo otro agente por la cintura, para lograr rescatarlo de este modo e introducirlo en el interior de la vivienda.

Los agentes identificaron a todos los jóvenes y, aunque no encontraron ninguna pistola de perdigones, sí localizaron varios botellines de recarga de aire comprimido, empleados para ese tipo de arma.

Finalmente, los policías detuvieron al joven rescatado como presunto autor de un delito de resistencia y desobediencia. Además, comprobaron que se trataba de un menor de edad sobre el que existía una orden de búsqueda por haberse fugado de un centro de tutela.

El detenido ha sido entregado a sus tutores legales y ha reingresado en el centro de menores a efectos de protección y acogida, según lo dispuesto por Fiscalía de Menores.