Requisadas varias armas antiguas y prohibidas en la Feria de Antiguedades de Arévalo

La Guardia Civil intervino un rompe cabezas, un bastón de estoque, una pistola de avancarga y una escopeta lefaucheaux y denunció a sus propietarios por carecer de permisos.

La Guardia Civil de Ávila intervino varias armas antiguas y prohibidas, denunciando sus titulares por tenerlas, transportarlas y comercializarlas careciendo de autorización y documentación, durante la celebración de la Feria de Almoneda y Antigüedades de la localidad de Arévalo llevada a cabo durante los días comprendidos durante el 3 y 5 de junio.

 

Según informan desde el Instituto Armado, la Intervención de Armas y Explosivos de Ávila realizó inspecciones en los puestos de exposición y venta al objeto de comprobar la existencia de armas y el cumplimiento de la legislación vigente, todo ello encuadrado dentro del Plan Integral de Control de Armas de Fuego.

 

En el transcurso de las inspecciones los agentes observaron varios puestos con exposición para la venta de armas prohibidas (un rompe cabezas y un bastón de estoque) y antiguas (una pistola de avancarga y una escopeta lefaucheaux).

 

Las armas descritas están clasificadas dentro de la 6ª categoría, según dicta el Real Decreto 137/1993 por el que se aprueba el Reglamento de Armas, y la legislación que afecta a este tipo de armas dispone que su fabricación, reparación, almacenamiento, circulación, comercio transporte, distribución, adquisición, certificación, enajenación o utilización incumpliendo la normativa de aplicación, careciendo de la documentación o autorización requeridas o excediendo los límites autorizados cuando tales conductas no sean constitutivas de delitos, serán susceptibles de una infracción grave.

 

Además para poder comercializar con ellas, apunta la Guardia Civil, hay que obtener una autorización previa de la correspondiente Intervención de Armas y el libro de entradas y salidas de armas. Es más, la IAE podrá inspeccionar las existencias y documentación de las mismas.

 

Para poder tener las armas comprendidas dentro de la 6ª Categoría, hay que inscribirlas en un Libro – Registro diligenciado por la IAE respectiva, en el cual se anotarán las altas y bajas, quedando prohibido el uso de las armas inscritas en dicho registro.

 

Para la circulación y transporte será necesaria una guía especial, que expedirá, en cada caso, la IAE, a la vista de los datos que consten en el libro, haciendo constar el destino concreto.