Renfe estrena un nuevo modelo comercial para AVE y Larga Distancia que permitirá comprar billetes ‘a la carta’
Cyl dots mini

Renfe estrena un nuevo modelo comercial para AVE y Larga Distancia que permitirá comprar billetes ‘a la carta’

Renfe estrena un nuevo modelo comercial para AVE y Larga Distancia.

Para el cliente será más fácil la elección del billete, más inteligible la oferta y más barato el viaje, pudiendo elegir lo que quiere pagar en función de sus necesidades.

Renfe ha rediseñado el sistema de tarifas y clases de sus Servicios Comerciales (Ave y Larga Distancia), ofreciendo a los clientes la posibilidad de comprar sus billetes ‘a la carta’.

 

La nueva estructura comercial, que entrará en vigor el próximo verano, elimina las tradicionales tarifas y clases, con el objetivo de mejorar la oferta y hacerla más competitiva, con mejores precios de partida y flexibilidad en los descuentos para los viajeros. De esta manera, para el cliente será más fácil la elección del billete, más inteligible la oferta y sensiblemente más barato el viaje.

 

Con la nueva estructura comercial, Renfe afianza un modelo más simple de relación con los clientes, en la que, básicamente, la oferta se concreta en cuatro tipos de productos: Ave, Alvia, Euromed e Intercity (Avlo se configura como un producto distinto, con un esquema comercial diferente basado en una configuración low cost); y en tres opciones de billetes: Básico, Elige y Premium, con las que los clientes configuran su viaje, desde el espacio que ocupan (Estándar o Confort), pasando por los atributos adicionales que desean comprar.

 

Asimismo, la nueva estructura comercial de Renfe en los Ave y otros trenes de Larga Distancia se abren a segmentos de la población más sensibles a precio: los mayores de 60 años (titulares de Tarjeta Dorada), las familias con niños y los jóvenes, colectivos a los que se aplicarán descuentos adicionales siempre sobre el precio del billete más barato de cada opción.

 

Hasta ahora, estos clientes disfrutaban de descuentos sólo sobre la Tarifa Flexible (la más cara). Con el nuevo esquema, disfrutarán de importantes descuentos sobre los precios de los billetes más baratos, lo que supone una garantía adicional de precio más bajo.

 

Toda la nueva estructura comercial de Renfe descansa sobre un sistema de precios dinámicos, Revenue Management, similar al que aplica la aviación, lo que supone una sustancial mejora en la gestión y la aplicación de importantes rebajas de precio, especialmente en los trenes considerados ‘valle’, que ahora adolecen de una muy baja ocupación y que se verán beneficiados con los mayores descuentos.

 

Adaptación de la oferta al cliente

 

La clave principal del nuevo sistema es la adaptación de la oferta al cliente, ofreciéndole la posibilidad de elección y mejorando sustancialmente su experiencia de viaje. El cliente va a elegir lo que necesita, lo que quiere recibir y lo que está dispuesto a pagar en cada momento.

 

De esta manera, desaparecen las tradicionales ‘Tarifas’ y ’Clases’, que serán sustituidas por un esquema de precios dinámicos y de precios mucho más inteligibles, comprensibles y económicos.

 

Los clientes podrán elegir el espacio que quieren ocupar (Estándar o Confort, éste último con mayor espacio entre asientos, más confortable y con un mayor nivel de calidad y, en consecuencia, con un precio más elevado); el ambiente (actividad o silencio) y los servicios adicionales que quiere comprar.

 

Tres opciones de precio

 

Renfe ofrecerá tres opciones de precio a la hora de comprar el billete, en función de los servicios que quiera disponer el viajero:

 

  • un billete Básico, el más económico, que ofrece los atributos propios del producto (en el caso del Ave, la posibilidad de llevar hasta 3 maletas gratis, con PlayRenfe y wifi de alta conectividad, cafetería a bordo…). En este billete, el cliente puede adquirir adicionalmente la posibilidad de cambios y anulaciones, y la elección de asiento.

 

  • un billete Elige, en el que el viajero pueda configurar durante el proceso de compra los servicios adicionales que quiere, comenzando por el tipo de espacio (Estándar o Confort) y continuando con los servicios adicionales (ancillaries) que desea comprar, desde la restauración fría (si ocupa espacio Estándar o Confort) o restauración caliente (si ocupa espacio Confort). El cliente puede adquirir aparte la posibilidad de mejorar las opciones de cambios y anulaciones, puede elegir asiento y puede comprar, por ejemplo, el asiento contiguo al suyo con un descuento del 30% o comprar billete para su mascota.

 

  • y un billete Premium, dirigido a un segmento de población que busca una oferta global, con un espacio Confort y todos los servicios adicionales incluidos (llevar mascota quedaría incluido en el precio de ese billete).

 

El nuevo esquema parte de los precios de referencia actuales (llamados ‘Tarifa Flexible’) y permitirá la aplicación de un sistema de precios dinámicos. Los descuentos podrán llegar a ser del 75% (actualmente, un máximo del 70%) y serán mayores en aquellos días y horas considerados ‘valle’, para orientar la demanda sensible al precio y con mayor disponibilidad a los trenes más baratos.

 

Adicionalmente, a este tipo de demanda (centrada fundamentalmente en los viajes vacacionales, de Tarjeta Dorada y familias) se les aplicarán descuentos fijos sobre el precio disponible en web, por lo que el precio final puede ser muy asequible, con grandes descuentos que se acumulan.

 

En este sentido, la nueva estructura comercial de Renfe se va a traducir, tras su entrada en vigor, en un precio mínimo garantizado para los billetes obtenidos con Tarjeta Dorada. Con el nuevo sistema, Renfe ofrecerá siempre un 25% de descuento sobre el mejor precio de cada tren, lo que garantiza al cliente un precio mínimo garantizado. Así, el descuento medio que actualmente se aplica a los titulares de Tarjeta Dorada, que está situado en el 36%, mejorará de forma sustancial, hasta alcanzar el 49%, y hay posibilidades de mejores precios en trenes ‘valle’.

 

Asimismo, habrá un precio mínimo garantizado para niños, con descuentos del 40% siempre, en todos los billetes. De esta forma, la nueva estructura comercial de Renfe favorecerá los viajes en familias con niños, que se verán beneficiados de manera muy importante con relación al sistema actual, que aplica ese mismo descuento (el 40%) pero sólo sobre la Tarifa Flexible (el billete más caro).

 

Respecto a los jóvenes, Renfe cuenta en la actualidad con una oferta para los titulares de Carné Joven (descuento del 20% sobre el precio del billete más caro) y de la Tarjeta +Renfe Joven (pagan 50€ por descuentos de entre el 30% y el 50% sobre el precio del billete más caro). Con el nuevo sistema, habrá descuentos de hasta el 30% sobre el precio más barato de cada tren.

 

Renfe inició el pasado mes de enero la venta de billetes hasta el próximo 11 de diciembre (incluido). Todos los billetes vendidos hasta este momento, bajo el modelo tradicional de tarifas y clases, son absolutamente válidos y no cambia su configuración.

 

Billete nominativo

 

Con la puesta en marcha del nuevo diseño, Renfe va a adoptar el Billete Nominativo. La diferencia entre el Billete Nominativo y el modelo actual (Billete Personalizado) estriba únicamente en que en el Billete Nominativo figurarán en el propio billete los datos del viajero (modelo idéntico al de la aviación y a otras compañías ferroviarias europeas).

 

En este sentido, Renfe podrá realizar controles aleatorios durante el embarque, para verificar que la identidad del titular del billete es la misma que la del viajero y que es viajero con derecho a los descuentos que se ha aplicado durante el proceso de compra.