Renault desarrolla un sistema inalámbrico que carga coches eléctricos en movimiento

La firma del rombo se asocia a las empresas Qualcomm Technologies y Vedecom para instalar la primera parte del sistema de carga dinámica en circuito cerrado.

Renault ya está probando este avanzado sistema en una pista de pruebas de 100 metros de largo construida por Vedecom en Satory, Versalles, cerca de París. En el primer ensayo, dos Renault Kangoo Z.E. han podido cargarse circulando simultáneamente en las dos direcciones, en concreto una recarga de 20 kW a una velocidad de 100 km/h.

 

Vedecom lanzará próximamente una nueva fase de pruebas. Dichas pruebas evaluarán el funcionamiento y la eficacia de la transferencia de energía a los vehículos para un amplio abanico de escenarios prácticos, incluida la identificación y la autorización de acceso, el acuerdo sobre el nivel de potencia entre la calzada y el vehículo, la velocidad y la alineación del vehículo con respecto a la pista.

 

Esta solución tecnológica entra dentro del marco del proyecto FABRIC, que está financiado parcialmente por la Unión Europea -cuenta con una inversión de 9 millones de euros-. Se centra en la viabilidad tecnológica, la viabilidad económica y la sostenibilidad socio-ambiental de la carga dinámica de los vehículos eléctricos inalámbricos.

 

FABRIC se inició en enero de 2014 y continuará hasta diciembre de 2017. Lo organiza un consorcio de 25 socios procedentes de nueve países europeos, entre los que figuran constructores de automóviles, fabricantes de equipos, proveedores de servicios y organismos de investigación sobre infraestructuras automovilísticas, viales y energéticas. El objetivo principal de FABRIC es proceder a un análisis de viabilidad de la carga dinámica de los vehículos eléctricos inalámbricos como medio de extensión de las gamas de vehículos eléctricos.