Renault Óbila Motor y Nissan Anferpa Cars colaboran con FAEMA en el equipamiento de sus nuevas viviendas supervisadas

Renault Óbila Motor, Nissan Anferpa Cars y sus trabajadores colaboran con FAEMA

Renault Óbila Motor y Nissan Anferpa Cars y sus trabajadores, han querido colaborar a favor de Faema realizando un bingo solidario en su cena de Navidad.

Las navidades son fechas donde las personas se reúnen en familia, con compañeros de trabajo, se hacen regalos y también se decide colaborar con entidades de carácter social para que les sea más fácil seguir avanzando en sus proyectos.

En esta ocasión, trabajadores de Renault Óbila Motor y Nissan Anferpa Cars, han querido colaborar realizando un bingo solidario en su cena de Navidad a favor de Faema. En este encuentro, tanto la empresa como los trabajadores, quisieron colaborar con la entidad.

A la cantidad que donaron los trabajadores se sumó la misma cantidad por parte de la empresa, ascendiendo la misma a 1.000 euros.

Durante la cena se proyectó un video donde se pudo conocer el proyecto de Viviendas Supervisadas que tiene la entidad. Actualmente Faema dispone de 11 viviendas donde conviven 50 personas con problemas de salud mental y está trabajando para abrir 2 nuevas viviendas en el primer trimestre del 2020 para poder atender a 9 personas más. Además, se crearán dos nuevos puestos de trabajo.

La recaudación obtenida irá destinada al equipamiento de estas nuevas viviendas.

Ángel Muñoz Muñoz, Director de Centro quiere agradecer la participación de todos los trabajadores y trabajadoras que se han sumado a esta iniciativa solidaria demostrando así la implicación social de la empresa y su personal, que son el motor esencial del tejido empresarial.

Por otra parte, la Directora General de Faema Inmaculada Pose, quiere poner en valor esta iniciativa solidaria ya que, gracias a ella, han podido ser más visibles sus programas y les ayuda a seguir apostando por la creación de servicios y de empleo.

Con estas nuevas viviendas, FAEMA pasará a tener 59  plazas en viviendas supervisadas.  Siempre se apuesta por recursos residenciales lo más normalizados posibles y se da prioridad a personas en situaciones de vulnerabilidad como carecer de familiares, vivir en entorno rural y escasez de recursos económicos, entre otros.