Registradas 1.946 solicitudes de ERTEs que afectan a 7.515 trabajadores de la provincia abulense

Polígono Industrial de Las Hervencias.

Sigue subiendo de forma escalonada el número de ETEs en la provincia

Las solicitudes de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en Castilla y León suman 32.578 (32.537 ante la Junta y 41 ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social), con 182.856 trabajadores potencialmente afectados (182.304 y 552 respectivamente), según los datos facilitados este viernes por el Ejecutivo autonómico.

 

En cuanto a las oficinas territoriales de Trabajo, la de Ávila ha registrado 1.946 solicitudes que afectan a 7.515 trabajadores; la de Burgos, 5.032 para 33.389 trabajadores; la de León, 6.211 y 22.003 respectivamente; Palencia, 1.748 y 8.758; Salamanca, 4.219 y 13.652; Segovia, 2.157 y 9.834; Soria, 1.243 y 7.188; Valladolid, 7.217 y 31.777, y Zamora, 2.168 y 7.633. Por su parte, la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales ha recibido 596 solicitudes de ERTE que afectan a 40.555 trabajadores.

 

Las oficinas territoriales de Trabajo de Castilla y León son las encargadas de recibir estas solicitudes cuando los trabajadores afectados desarrollen su actividad o se encuentren adscritos a centros de trabajo ubicados en una provincia, mientras que a la Dirección General de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales de la Junta le corresponde cuando tiene más de 200 trabajadores afectados, o su plantilla desarrolle su actividad o se encuentre adscrita a centros de trabajo ubicados en el territorio de dos o más provincias de la Comunidad, o dos o más comunidades autónomas, pero con el 85 por ciento de la plantilla de la empresa, como mínimo, en el ámbito territorial de Castilla y León y existan trabajadores afectados en la misma.

 

Por su parte, el Ministerio con competencias en el ámbito laboral se encarga cuando la empresa disponga de centros de trabajo en dos o más comunidades autónomas.