Récord de ejemplar de macho montés en la Sierra de Gredos

La pieza ha recibido una puntuación total de 282 puntos según la medición realizada por los celadores de la Reserva de acuerdo con la baremación de la Junta de Castilla y León. Este récord supera en 10 puntos el anterior y ha reportado unos ingresos a los propietarios de la Reserva de casi 20.000 euros

Un ejemplar de macho montés de 15 años cazado en la localidad abulense de Navalperal de Tormes ha obtenido una puntuación total de 282 puntos y supone un nuevo récord en la Reserva Regional de la Sierra de Gredos, dependiente de la Junta de Castilla y León.

La pieza presenta una longitud de 100 y 101 centímetros en los cuernos y un promedio del perímetro de la base de 25,5 centímetros. Con estas medidas, la edad y la curvatura que presenta, su puntación final es de 282 puntos según la medición realizada por los celadores de la Reserva de acuerdo con la baremación de la Junta de Castilla y León.

Este récord, que supera en 10 puntos el anterior situado en 272, corresponde a un ejemplar criado en terrenos abiertos y sin ningún tipo de alimentación o cuidados artificiales, ya que se trata de una población totalmente salvaje y libre.

La caza de este macho ha reportado unos ingresos a los propietarios de la Reserva de 19.847 euros, de los cuales 5.007 corresponden a la cuota de entrada y 14.840 a la cuota complementaria.

 

Valoración del trofeo del macho montés

 

Este récord corresponde a la valoración realizada por los celadores de la Reserva Regional de la Sierra de Gredos de acuerdo con la baremación de la Junta de Castilla y León. No obstante está pendiente de evaluación por parte de la Junta Nacional de Homologación de Trofeos del Consejo Internacional de Caza y la Fauna.

 

La puntuación de los trofeos se establece a través de una fórmula de valoración en la que se tienen en cuenta la longitud y el perímetro de la base de ambos cuernos en centímetros, la envergadura y la curvatura de la cornamenta y la edad del animal.

 

También hay que tener en cuenta determinados aspectos de penalización sobre la puntuación, como pueden ser los cuernos sin color o las puntas astilladas.