Recomiendan calma ante el desabastecimiento de Apocard, un fármaco para las arritmias

La falta de este fármaco en las farmacias podría afectar a más de 453.000 personas.

La Sociedad Española de Cardiología recomienda "calma" a los pacientes que toman 'Apocard', uno de los fármacos más utilizados para el tratamiento de la fibrilación auricular (FA), que toma entre el 30 y el 40% de estos pacientes, después de que farmacias de varias provincias españolas se han encontrado con falta de suministro de este fármaco.

 

En concreto, la página web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), recoge que hay falta de suministro de este fármaco, cuyo principio activo es el acetato de flecainida, en la siguiente forma de presentación: 'Apocard 100 mg COMPRIMIDOS, 60 comprimidos'.

 

Sin embargo, según este organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, no habría problemas en el suministro del fármaco en su otra forma de presentación: 'Apocard 100 mg COMPRIMIDOS, 30 comprimidos'.

 

El doctor José María Guerra Ramos, presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) asegura que "entre el 30 y el 40% de los pacientes con FA toma 'Apocard' en nuestro país", por lo que la falta de este fármaco en las farmacias podría afectar a más de 453.000 personas.

 

Ante esta situación, el experto asegura que "no disponer del medicamento en la mayor parte de los pacientes no constituye una urgencia". Por ello, recomienda a los afectados que acudan al cardiólogo para que les ofrezcan una alternativa adecuada. 'Apocard' es el nombre comercial más común de la flecainida, pero hay disponibles otros medicamentos con el mismo principio activo y para la misma vía de administración.

 

Rythmonorn (propafenona), la alternativa

 

El doctor Guerra recuerda, asimismo, que "en el caso de que se produjeran faltas en el suministro de los genéricos, existe una alternativa a la flecainida; de la misma familia y con un efecto similar". Se trata del fármaco 'Rythmonorn' (propafenona).

 

Asimismo, considera importante no perder la calma y seguir con el resto de medidas habituales recomendadas previamente por sus cardiólogos, entre las que destacan evitar el consumo de excitantes, así como todas aquellas circunstancias que los pacientes asocien a la recurrencia de la arritmia.

 

La FA ocurre por la pérdida del ritmo normal de las aurículas, que empiezan a latir de forma caótica dando lugar a un pulso irregular y normalmente rápido. "Si no se trata produce síntomas en forma de disminución de la capacidad de esfuerzo, falta de aire, cansancio, pudiendo llegar a conducir, incluso, a la aparición de insuficiencia cardiaca", explica del doctor Guerra.

 

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2017 había en España 25,7 millones de españoles mayores de 40 años, por lo que la FA afectaría a un total de 1.133.600 españoles mayores de esa edad.