Quejas sobre una terraza sin licencia en Piedralaves
Cyl dots mini

Quejas sobre una terraza sin licencia en Piedralaves

Terraza de Piedralaves denunciada.

Según denuncian vecinos de la localidad, esta instalación "no respeta las medidas de seguridad anti-COVID-19", además de que "provoca ruidos a altas horas de la madrugada".

A través de una carta dirigida a este medio de comunicación, un vecino de la localidad de Piedralaves ha denunciado que una terraza de bar de la localidad "no está cumpliendo actualmente con las medidas de seguridad anti-COVID-19", la cual afirma que "carece de licencia muncipal".

 

Éste señala que dicha terraza "no comunica directamente con el bar" (entre el bar y la terraza hay otra finca de otro propietario), "lo que obliga a que los camareros tengan que pasear la comida y la bebida por la calle de los Rosales desde el bar a la terraza", relata.

 

Según el denunciante, esta terraza "no tiene agua corriente y se moja para refrescar con agua de la boca de riego pública de la calle". Además, señala que "no dispone de sanitarios, han realizado una toma ilegal de luz desde el propio bar pasando un cable por la finca privada, para lo que no han solicitado permiso ni informado al propietario del terreno".

 

"Los vecinos colindantes preguntamos hace más de una semana al Ayuntamiento de Piedralaves si esta terraza tiene licencia municipal de apertura y nos confirmaron que no. Nos dijeron que se la iban a requerir", incide.

 

"Hasta la fecha de hoy, no se ha publicado ni en el tablón de anuncios del Ayuntamiento, ni en su sede electrónica, ni en el Boletín Oficial de la Provincia de Ávila ningún anuncio público sobre dicha solicitud de licencia, para que los vecinos afectados podamos hacer las alegaciones pertinentes", según declara el demandante.

 

Además señala que en dicho establecimiento "han instalado dos mesas corridas-grandes para acomodar a grupos grandes en la que los comensales  están codo con codo sin mascarillas y sin ninguna distancia de seguridad mínima entre ellos y con las mesas pegadas sin ningún distanciamiento a los vecinos colindantes".

 

En total, según detalla y debido a la situación excepcional en el país a causa de la pandemia por el Covid-19, "pueden llegar a estar unas 30 personas hacinadas en un espacio muy pequeño". "Obviamente esta situación no respeta las medidas de seguridad anti-COVID y constituye un riesgo claro y elevado para la salud pública, dada la situación epidemiológica de rebrotes generalizados asociados al ocio nocturno por agrupaciones de jóvenes y ante una posible segunda ola de la pandemia", asegura.

 

"Adicionalmente, esta terraza ilegal es una fuente de ruido insoportable hasta las 2:30 horas de la madrugada para los dos vecinos que linderos con ella. Al tratarse de un solar de uso de huerto-jardín, solo existe un muro antiguo de piedra de 50-60 centímetros de alto que vulnera la intimidad de la vida privada de los residentes en las casas linderas y provoca ruidos que impiden el descanso hasta altas horas de la madrugada", relata.

 

"Obviamente no han puesto ningún panel de insonorización para mitigar estos ruidos y no molestar a los vecinos en una zona residencial", sentencia. Por su parte, el propietario del establecimiento, se ha puesto en contacto con Tribuna Ávila y ha negado todas las acusaciones vertidas por el vecino denunciante.