Que tus vacaciones no sean un infierno: ¿Qué hacer si pierdo o me roban el DNI durante un viaje?

La pérdida o el robo del DNI puede suponer un final amargo para un viaje en verano.

Para evitar tener (demasiados) problemas por ello y que lo que iban a ser unas vacaciones de ensueño acaben convertidas en una pesadilla, sólo hay que seguir estos sencillos pasos.

 

DENUNCIAR EN LA COMISARÍA

 

El primer paso es dirigirse hasta la comisaría de Policía más cercana y presentar una denuncia. Es posible (pero no seguro) que la compañía aérea con la que uno viaje permita embarcar sólo con el justificante de la denuncia, aunque lo más recomendable es consultar a la empresa directamente.

 

NOTIFICAR A LA EMBAJADA O AL CONSULADO ESPAÑOL

 

La siguiente parada tiene que ser la Embajada o el consulado español más cercano. Allí, se puede solicitar un salvoconducto presentando el justificante de la denuncia, una declaración de pérdida o sustracción de documentos de identidad españoles, dos fotografías tamaño carné y un documento acreditativo de identidad (carné de conducir, abono de transporte, etc.).

 

Si uno ha tenido la mala suerte de que de lo que carece es de la cartera en su totalidad y no sólo del DNI, la declaración jurada de un ciudadano español debidamente documentado --un compañero de viaje, por ejemplo-- también puede valer.

 

VOLVER A ESPAÑA

 

El salvoconducto permite salir del país durante las siguientes 48 horas a la expedición del mismo (con suerte, a tiempo de coger el vuelo reservado).

 

Sólo sirve para aquellas personas con nacionalidad española que pretendan volver al país sin escalas y tiene que ser entregado en comisaría en un plazo de tres días tras la llegada a España. En el caso de estar de paso hacia otro país, se debe solicitar un pasaporte de emergencia.