¿Qué tienen en común Ana Frank y la Semana Europea de la Cultura Judía?

En la imagen Alicia Quirós, presidenta de la Asociación Abulense Terpsícore y Héctor Palencia. Imagen: BD

La Semana Europea de la Cultura Judía empleará el storytelling como herramienta para difundir la herencia histórica desde los días 19 hasta el 23 de septiembre

"Y sigo buscando la manera de llegar a ser la que tanto querría ser, lo que yo sería capaz de ser, si... no hubiera otras personas en el mundo", fueron estas las últimas líneas de una joven que, a los 15 años, falleció a causa de una epidemia de tifus que asoló uno de los mayores campos de concentración nazis.

Annelies Marie Frank, más conocida como Ana Frank, tuvo una corta vida. Sus años finales quedaron recogidos en su diario, un pequeño cuaderno de notas donde, durante poco más de dos años, pasó ocultada en el desván de un edificio en compañía de ocho personas, una de ellas su padre y único superviviente, Otto Frank, un hombre que dio a conocer su vida y la de su hija, pretendiendo "transmitir un mensaje de esperanza, de concordia", más allá del sufrimiento judío en boca de su hija y que, el próximo día 19 de septiembre, le otorga a 7 jóvenes adolescentes de la escuela de Nueva Escena el difícil privilegio de llevar a cabo una lectura dramatizada de su obra en la Semana Europea de la Cultura Judía.

Ya fuera por su "vitalidad, su energía o sus ganas de vivir, su carácter adolescente", Juan José Severo, uno de los organizadores de este evento, ha señalado que el conocido ‘Diario de Ana Frank’ sea además "una obra de obligatoria lectura". Además, ha destacado que esta representación vaya a ser “un espectáculo sencillo, pero también emotivo, un espectáculo que en el Palacio de Superunda a las 21:00 horas y con una entrada libre hasta completar el aforo, aunará en el entorno del pintor Caprotti, música en directo de un violonchelo y un violín y una proyección audioviusal sobre el holocausto nazi.

Si bien la Semana Europea de la Cultura Judía pretende, a través del storytelling, destacar no sólo la diversidad y la riqueza cultural del judaísmo, sobre todo en la ciudad abulense, busca también promover el diálogo y el reconocimiento mutuo, el intercambio de conocimiento a través de conferencias, como la que tendrá lugar el próximo día 20, donde 'Las piedras hebreas en la muralla de Ávila y su significado', permitirán por segundo año consecutivo a Irti Green aleccionar a todo aquel que está interesado; conciertos como el del próximo día 21 a cargo del Trío Assudei, donde Alba San Genaro, Javier Maíz y la soprano María Crespo, deleitarán a los presentes con una recopilación de obras propias en ladino (judío sefardita), así como otras ya conocidas y que no precisan de traducción, con una puesta en escena fácilmente comprensible y en compañía de una flauta travesera y una guitarra clásica y contando con la colaboración de la Asociación Abulense Terpsícore y su presidenta, Alicia Quirós. Pero también, sin dejar de la una de las partes más importantes de esta semana, serán las dos visitas guiadas que tengan lugar los próximos días 22 y 23 de septiembre, siendo la primera a la Judería de Ávila y continuada posteriormente por otra a la Judería de Toledo y donde se producirá un intercambio culturan de un grupo máximo de 55 personas entre las dos ciudades.

Para poder inscribirse en las visitas guiadas, todo aquel que lo desse deberá acudir a la Centro de Rcepción de Visitantes, situado en la Avenida de Madrid, y podrán hacerse de manera libre hasta completar el aforo hasta este jueves en horario de 09:00 a 20:00 horas.