¿Qué ocurrirá con los municipios afectados por la supresión de la línea de autobuses Madrid-Barco?
Cyl dots mini

¿Qué ocurrirá con los municipios afectados por la supresión de la línea de autobuses Madrid-Barco?

Autobús. (Foto: Archivo).

Georgina Trías, diputada de VOX, pregunta al Gobierno si está en conversaciones con las entidades locales.

La diputada de VOX por la provincia de Ávila, Georgina Trías, junto varios diputados de su formación han registrado una pregunta en el Congreso para conocer si el Gobierno es consciente del impacto social y económico que puede tener para los pueblos abulenses la supresión de la línea de autobuses en Madrid y Barco de Ávila.

 

Los vecinos de la zona de Barco de Ávila vienen reclamando desde el 2015 que se restituya la línea de autobús que unía el municipio con Madrid, servicio que era fletado por la compañía Cevesa.

 

Esta línea facilitaba acceso a numerosos pueblos de la comarca, por lo que su supresión ha supuesto un grave perjuicio en los habitantes, que han visto como "se les quitaba su única forma de desplazamiento". Si, además, añadimos que por la pandemia se han reducido el horario de las demás líneas, la situación se torna hacia un "aislamiento casi total".

 

Abandono comunicaciones

 

En relación a esto, Georgina Trías añade que “resulta asombroso ver el abandono de las comunicaciones en nuestra provincia. En lugar de mejorar, retrocedemos. No hay una voluntad política por mejorar las comunicaciones, ya escasas y deficitarias en muchos casos. Y asistimos a un empeoramiento continuo, como es el caso por el que ahora interpelamos al Gobierno, como es el trayecto en autobús entre Madrid y el Barco de Ávila.

 

“Este problema lo llevamos arrastrando desde hace años y no mejora, y el resultado es un mayor aislamiento de los habitantes de la provincia que cada día tienen más dificultades para poder realizar cuestiones esenciales como es ir al hospital o visitar o recibir visitas de familiares. Aunque se haya levantado el confinamiento por la pandemia, en muchos casos los abulenses están confinados por las comunicaciones deficitarias”, concluye Trías.