¿Qué cosas precipitan un dolor de cabeza?

Cefalea, migraña, dolor de cabeza (Foto: E. P.)

De diversos tipos, suele ser incapacitante, episódica a lo largo de la vida y puede llegar a ser crónica.

La cefalea o dolor de cabeza es uno de los motivos de consulta al médico más frecuente. De diversos tipos, suele ser incapacitante, episódica a lo largo de la vida y puede llegar a ser crónica.

 

“Podemos distinguir entre cefalea primaria, que no tienen por etiología procesos estructurales ni metabólicos subyacentes y representan más del 90 por ciento, o secundaria”, comenta en una entrevista con Infosalus el coordinador nacional del Grupo de Trabajo de Neurología de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el doctor Pablo Baz.

 

El doctor Baz explica que, dentro de las primarias, puede distinguirse entre cefalea tensional, que representa entre un 38 y un 78 por ciento de los casos; migraña, con entre un 12 y un 18 por ciento; cefalea en racimos y cefaleas autonómicas trigeminales, con un 8 por ciento y, por último, otras cefaleas.

 

Según el experto de SEMERGEN, hay diversas cosas que puede favorecer o desencadenar un dolor de cabeza. “El estrés es un factor clave en el desencadenante de la cefalea y, en especial, de la cefalea tensional”, comienza el doctor Baz. Cefalea, migraña, dolor de cabeza.

 

Por otra parte, “la alteración del patrón del sueño es otro factor precipitante, factores hormonales como la menstruación pueden inuir de forma muy sintomática, el uso de anticonceptivos hormonales, factores alimentarios como edulcorantes o alcohol y, también, se ha asociado al chocolate y al queso curado, tradicionalmente”, continúa el experto.

 

“Determinados esfuerzos físicos precipitan la cefalea”, agrega el doctor Baz, que también enumera factores climáticos de cambios bruscos de temperatura, la exposición a la luz intensa, el tabaco y determinados fármacos. Por último, “de forma patológica, determinadas enfermedades, como las infecciosas en gran medida o traumatismos craneoencefálicos” también favorecen el dolor de cabeza.

 

En este contexto, “el tratamiento adecuado sería retirar el factor desencadenante que lo ha producido, ya que la mayor parte son cefaleas primarias y benignas”, recomienda el experto de SEMERGEN, que aconseja también “descanso adecuado y evitar factores de estrés, así como las sustancias tóxicas descritas anteriormente”.

 

Por otra parte, también pueden usarse fármacos, como el paracetamol, antiinamatorios no esteroideos y metamizol, que es “la primera opción, disminuyendo el dolor y la inamación asociada”, completa el experto. Por otra parte, la familia de fármacos de los triptanes “se usan en procesos de migraña crónica, siendo bastante efectivos y generalmente de un sólo uso”, detalla el doctor Baz.

 

“Los fármacos se usan concomitantes a los factores desencadenantes, siempre prescritos por un médico, evitando el uso de sustancias, alimentos o antecedentes que precipiten el dolor de cabeza, aunque estos deben estudiarse individualmente y en función de cada paciente”, avisa el experto de SEMERGEN.

 

HÁBITOS DE VIDA

Además, según el doctor Baz, hay algunos hábitos de vida higiénico-dietéticos que pueden llevarse a cabo para sortear la presencia de cefaleas, “como cuidar la alimentación y un adecuado ejercicio físico a la edad y condición del paciente, descartando por supuesto que no sea una cefalea de origen maligno”, precisa el experto.

 

Y dado que “los fármacos deben ser prescritos por médicos en todos los casos”, en el caso de haber sido descartada una cefalea que no precise fármacos, el doctor Baz aconseja “un descanso nocturno adecuado, una alimentación sana y equilibrada, evitar el abuso de sustancias como el tabaco y el alcohol, una dieta baja en grasas, evitar el estrés y factores que lo precipiten, no someterse a altar o muy bajas temperaturas, evitar estímulos lumínicos y acústicos inadecuados y llevar adecuados controles médicos”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: