PSOE, Trato Ciudadano e IU, contrarios a la decisión de asumir los costes provocados por la empresa en el arreglo de Sancti Spíritu

Los distintos grupos políticos critican al Equipo de Gobierno del Partido Popular por llevar a Junta de Gobierno, donde no hay capacidad de voto, una propuesta sin debatir ni pasar antes por comisión.

Fuerte malestar entre los partidos de la oposición del Ayuntamiento de Ávila ante lo ocurrido esta mañana en Junta de Gobierno, sesión a la que el Equipo de Gobierno del Partido Popular acudía con la propuesta realizada por la empresa Poligras, responsable del arreglo de uno de los campos de hierba artificial de Sancti Spíritu y que propone que el Ayuntamiento de Ávila asuma parte de los costes –unos 15.000 euros- por los desperfectos ocasionados por la propia empresa durante las obras en la instalación deportiva el pasado verano, cerrada desde entonces.

 

Propuesta que finalmente ha sido retirada de la sesión –será llevada a la próxima Comisión de Cultura y Deportes- ante las quejas de los grupos políticos pero que ha despertado un profundo malestar en la oposición, entre ellos el Partido Socialista, Trato Ciudadanos e Izquierda Unida, contrarios a la decisión de que el Ayuntamiento de Ávila deba ahora asumir económicamente los daños ocasionados por la mala praxis de la empresa a la hora de ejecutar la obra. “No es comprensible que los ciudadanos deban pagar, a mayores, unos daños que debe asumir la empresa. No es el interés general lo que está prevaleciendo, sino el interés de la empresa”.  Malestar con el fondo de la propuesta pero sobre todo con las formas.

 

Porque critican PSOE, Trato e IU la decisión del Equipo de Gobierno del Partido Popular de llevar a un órgano como Junta de Gobierno, donde no hay capacidad de voto por parte de los grupos políticos de la oposición, una propuesta que no se ha debatido en ningún órgano. Todo lo contrario. Porque esta propuesta llega precedida por la celebración de una reunión entre todos los grupos políticos donde la postura fijada, apoyada por un informe técnico”, era la de “no hacerse cargo de más desembolso que el inicialmente fijado para hacer la obra, ejecutar la fianza y volver a sacar la obra a licitación”. Una posición que ha variado en un par de semanas sin que haya mediado debate de por medio.

 

Y es precisamente esta situación la que ha llevado a los grupos municipales del PSOE, Trato Ciudadano e Izquierda Unida a anunciar su negativa a participar a partir de ahora en cuantas reuniones informales se realicen de las que no se levante acta. Decisión que toman los distintos partidos políticos empujados ante la forma de actuar del Equipo de Gobierno del Partido Popular. “Si así entienden la lealtad institucional, allí donde no quede constancia por escrito de lo que se dice, de lo que se acuerda, no estaremos”.