Pros y contras de tener una piscina permanente en casa

Piscina de verano. (Foto:archivo)

Interesante artículo que refleja la importancia de tener una piscina desmontable

Puede que tener una piscina en casa sea el sueño dorado de más de uno. No obstante, el sueño no es siempre como se espera, por lo que debes considerar muchos aspectos importantes antes de decidirte por instalar una piscina en tu jardín, siendo mejor en ocasiones, decantarte por otras alternativas. Una casa con piscina cuenta con un más alto valor de mercado, haciendo que los dueños se sientan orgullosos por haber hecho una inversión inteligente en su hogar. 

 

Sin embargo, tener una piscina permanente no es para todas las propiedades, lo cual da paso a las piscinas desmontables, teniendo éstas algunas opciones interesantes qué ver como las propuestas en www.thebest5.es/las-mejores-piscinas-desmontables/, donde podrás analizar distintas opciones objetivamente, para que tengas justo lo que quieres.

 

Ventajas de contar con una piscina permanente en casa

La instalación de una piscina permanente puede ser todo un proceso, por lo que será mejor que lo analices bien antes de dar el paso. A pesar de ello, para que puedas estudiar prudentemente esta opción, te diremos las ventajas de contar con ella.

 

  • Diversión en el verano. Ésta puede ser la principal ventaja, ya que en la temporada de calor ayuda mucho tener una piscina para relajarte y realizar reuniones con familiares y amigos que compartan tu gusto por el agua. De esta manera, podrás disfrutar sin necesidad de salir de casa, lo cual siempre es bueno.

  • Toque tropical. Si cuentas con un jardín amplio y quieres completarlo con algo que le dé un toque tropical o personal, una piscina es una buena opción. Ten presente que alrededor de ella podrás crear distintos tipos de paisajes, así como colocar un horno de piedra o una parrilla para disfrutar con tus amigos y familiares. Sumado a ello, tu casa se convertirá en un sitio para hacer reuniones, puesto que la piscina será un excelente lugar para pasar el tiempo.

  • Fomenta el ejercicio y el deporte. Con una piscina en tu jardín tendrás la forma perfecta de hacer ejercicio de manera continua, puesto que podrás nadar, lo cual es una actividad aeróbica ideal y una buena terapia cardiovascular, lo cual te permitirá mantenerte en forma.

Desventajas de contar con una piscina permanente

Si bien ya hemos visto las amplias ventajas de este tipo de piscinas, no todo lo que brilla es oro, y en ocasiones, es mejor detenerse a pensar en las alternativas. La instalación de una piscina permanente puede ser bastante costosa, por no hablar del mantenimiento que deberá tener cada cierto tiempo y los equipos que deberás adquirir para su funcionamiento, siendo un gasto más que considerable.

 

Además, las piscinas permanentes pueden llegar a poner en riesgo a algunas personas, sobre todo a los niños, por lo que es importante que estén rodeadas con una reja o cerca que permita evitar accidentes. Igualmente, perderás ese espacio de tu patio para siempre, puesto que al menos que decidas eliminar la piscina, no podrás moverla o quitarla con facilidad.

 

Alternativas a las piscinas permanentes

Como hemos mencionado antes, las piscinas desmontables son una buena forma de tener todo lo bueno de una piscina sin adquirir casi nada de lo malo, puesto que podrás quitarla al finalizar el verano y disfrutar de tu jardín de forma completa. Asimismo, podrás realizar reuniones en torno a ella sin que debas instalar una cerca, ya que con sólo prevenir que los niños no se metan solos bastará.

 

Por otra parte, las piscinas desmontables son mucho más fáciles de limpiar, ya que puedes vaciarlas con mayor simplicidad que en una piscina permanente, fomentando tu comodidad. Las piscinas son una buena inversión, tanto para ti como para tu familia, haciendo que debas pensártelo adecuadamente.

 

Sin embargo, antes de hacer un cambio radical en tu casa, es mejor que lo pienses, y determines qué es lo que realmente quieres lograr, debido a que una piscina desmontable podrá mudarse contigo a dónde vayas.