Pronisa y Nosolocuerda suman fuerzas para subir a la Laguna Grande con la silla joëlette
Cyl dots mini

Pronisa y Nosolocuerda suman fuerzas para subir a la Laguna Grande con la silla joëlette

La entidad abulense y el club de montaña llevarán a cabo este reto solidario el próximo sábado 8 de julio.

 

La Asociación Pronisa Plena Inclusión Ávila y el Club de Montaña Nosolocuerda subirán hasta la Laguna Grande con la silla adaptada joëlette. Un reto solidario que permitirá que una persona con movilidad reducida realice y vea por primera vez una de las rutas más emblemáticas de la Sierra de Gredos.

 

Un desafío deportivo, humano y solidario con el que se logrará que el deporte de montaña sea accesible y permitirá a una persona con discapacidad, Juan Carlos López, vivir una aventura única y disfrutar de este paraje natural.

 

Un proyecto que pretende eliminar las barreras físicas que se encuentran las personas con discapacidad o movilidad reducida cuando quieren acceder al entorno natural, promoviendo nuevas inquietudes, aficiones y experiencias, interactuando con el entorno natural.

 

Para conseguirlo, un equipo compuesto por cinco personas, Rubén Rúa, Ana Jiménez, Claudia Muñoz, José Miguel Judez y Álvaro Martín, serán los encargados de dirigir y portar la silla todoterreno joëlette en la que viajará el piloto, Juan Carlos López. Un grupo que estará acompañado por otra serie de voluntarios que prestarán apoyo durante la ascensión.

 

Un reto que surgió tras el éxito y la buena experiencia del pasado 21 de mayo cuando se celebró el I Campeonato Regional de Joëlette en Arenas de San Pedro en el que se proclamaron vencedores de la prueba el equipo de Nosolocuerda.

 

Ahora, Pronisa y Nosolocuerda afrontan juntos un nuevo reto, en este caso no competitivo, que los llevará hasta el refugio Laguna Grande tras completar los siete kilómetros de ruta desde la Plataforma y alcanzando una altura máxima de 2.182 metros, que se alcanza en la fuente de Los Barrerones.

 

Con este proyecto, Nosolocuerda y Pronisa dan un paso más para que la práctica del senderismo y la naturaleza, independientemente del tipo de terreno, sean accesible en personas con movilidad reducida.

 

Una iniciativa para la que han contado con la colaboración del refugio Laguna Grande.