Pronisa participa en un proyecto de montañismo adaptado

Una treintena de deportistas participarán en la primera etapa, en la que tendrán protagonismo la silla Joëlette y las barras direccionales para las personas con discapacidad.

La primera edición del proyecto ‘Cumbres para Todos’ arrancará este domingo 27 de mayo en la Montaña Palentina. El proyecto de la Federación de Deporte Adaptado de Castilla y León (Fedeacyl) comenzará con un ascenso al Pico Valdecebollas (2.144 metros).

 

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Junta de Castilla y León, y en la que coorganiza la Federación de Deportes de Montaña de Castilla y León (Fdmescy) y en la que colabora la Universidad Europea Miguel de Cervantes, busca “la apertura de los espacios naturales para las personas con discapacidad”, defiende el presidente de Fedeacyl, Federico Martínez.

 

El proyecto consta de cuatro ascensos a cumbres emblemáticas de la comunidad, con la primera en Palencia, con una ruta de casi seis kilómetros y 800 metros de desnivel acumulado. “Se trata de una actividad que ya tiene sus complicaciones para las sillas joëlette, y queremos demostrar que no hay barreras”, argumenta el director técnico de Fedeacyl, David Fernández.

 

La ruta comenzará a las 9:30 horas desde el refugio del Golobar, en el término municipal de Brañosera, para ascender hasta uno de los ‘gigantes’ de la Montaña Palentina, como es el Valdecebollas. Una treintena de participantes estarán en la iniciativa, con presencia de deportistas del CD Puentesaúco de Aspanias y de Pronisa Ávila.

 

La actividad palentina estrena el proyecto después de que el pasado 15 de abril se suspendiese el ascenso al Pico Campiña, en el Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila. La presencia de abundante nieve provocó el aplazamiento de esta jornada para mediados del mes de julio, aunque aún sin una fecha determinada.

 

Resto de jornadas

De esta forma, las siguientes expediciones se realizarán el 17 de junio en el Pico Peñalara, en la Sierra de Guadarrama; el 8 de julio, en el Pico Jario, en la Cordillera Cantábrica; y a mediados de julio, en Neila.

 

El proyecto, que se enmarca dentro del Programa Deporte y Discapacidad, tiene como fin coordinar y desarrollar un plan de senderismo accesible que facilite la inclusión de personas con alguna discapacidad en el medio natural.

 

De esta manera, se facilitará la ascensión por parte de una expedición formada por personas con capacidades diversas, gracias al apoyo técnico de expertos y la adquisición de sillas adaptadas Joëlette (con una sola rueda) y barras direccionales (para guiar a personas con discapacidad visual).

 

Desde Deporte Adaptado Castilla y León se insiste en el “carácter innovador del programa”, puesto que no existe nada similar a nivel nacional e incluso internacional.