Primer paso hacia la prohibición de los barcos a motor en Arribes, lago de Sanabria o las Hoces del Duratón

El barco turístico de Arribes, en Salamanca. Foto: F. Oliva

Una queja obliga al Procurador del Común a pronunciarse y la institución pide a la Junta que se prohíba la navegación a motor en espacios de la Red Natura. Los barcos turísticos ya son ecológicos.

La navegación a motor va a estar prohibida de facto en aquellos espacios naturales protegidos de Castilla y León en los que la Junta tiene competencias. Así va a ser tras una resolución del Procurador del Común que considera que la administración regional y los organismos de cuenca tienen que coordinarse para que no se permita la navegación de las embarcaciones a motor en aquellos embalses o lagos que se encuentren incluidos dentro de la Red Natura 2000, al ser ésta una actividad incompatible con la preservación de sus valores naturales.

 

Esto genera dudas sobre la situación de los barcos turísticos que recorren algunos espacios como Arribes del Duero en Salamanca y Zamora, el lago de Sanabria o las Hoces del Duratón, en los que varias empresas ofrecen desde hace años paseos turísticos en embarcaciones que permiten disfrutar de las excepcionales vistas o de la fauna que habita en estas zonas protegidas. Todas ellas tienen, a día de hoy, las autorizaciones correspondientes, pero habrá que ver si no les toca cambiar la impulsión de sus barcos.

 

El Procurador del Común recibió una queja en la que se solicitaba la intervención del defensor autonómico ante la contaminación y el ruido generados por la presencia de embarcaciones de recreo a motor de gasolina en los embalses y lagos de Castilla y León. La prohibición afectará a espacios como el Lago de Sanabria (Zamora), Arribes del Duero (Zamora y Salamanca), las Hoces de los ríos Duratón y Riaza (Segovia) y a Riberas de Castronuño (Valladolid).

 

Según ha reconocido la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, "en las zonas de la Red Natura 2000, hasta el momento, no existen prohibiciones relacionadas con la navegación".  Y que en aquellos espacios sometidos a un Plan de Ordenación de Recursos (PORN), caso del lago de Sanabria, Hoces de los Ríos Duratón y Riaza, Riberas de Castronuño y Arribes del Duero, se había prohibido la navegación a motor, salvo casos excepcionales por motivos de emergencia o salvamento.

 

De hecho, la navegación en estos espacios está limitada por permisos muy restringidos. En el caso de los barcos turísticos, en el caso de Arribes en Salamanca y Zamora o en el lago de Sanabria, se verían afectados algunos de los casos ya que, por ejemplo, el barco que hace los paseos turísticos desde la playa del Rostro de Aldeadávila, en la parte salmantina de las Arribes, sí se impulsa por motor de explosión.