Presentados los trabajos de restauración del retablo barroco en Santiago de Aravalle
Cyl dots mini

Presentados los trabajos de restauración del retablo barroco en Santiago de Aravalle

Acto celebrado en la iglesia Santiago de Aravalle.

Situado en el Altar Mayor del monumento.

Santiago de Aravalle es un pequeño y precioso pueblo situado al suroeste de la provincia de Ávila, en la subcomarca del Aravalle, que tiene la suerte de poseer una iglesia reconocida como Bien de Interés Cultural desde hace tiempo. Dentro del edificio se sitúan tres valiosos retablos barrocos que el paso del tiempo ha deteriorado bastante. Después de varias vicisitudes, entre las que la falta de dinero no ha sido de las más pequeñas, dado que no han podido contar con ningún tipo de subvención,  por fin los vecinos y naturales de Santiago de Aravalle, con su párroco Miguel Vasco a la cabeza, han visto cumplido su sueño de ver restaurado el retablo del altar mayor,  financiado a cargo de los exiguos fondos de la parroquia y de sus propias aportaciones.

 

Para presentar estos trabajos, ha tenido lugar una charla en la que han intervenido el profesor de Historia Ángel Sánchez, oriundo del pueblo y autor de la publicación Iglesia de Santiago de Aravalle, aproximación a su conocimiento, y Nuria Fuentes, directora de  la empresa encargada de la restauración, Castela, Construcción y Conservación S.L

 

Ángel Sánchez hizo un breve recorrido por la historia del retablo recién restaurado y de sus imágenes, mostrando las fotografías de algunos elementos muy interesantes del edificio, desconocidos hasta ahora, ya que el retablo los ocultaba y que al fin se han podido documentar aprovechando que la restauración los dejó al descubierto por un tiempo.

 

Proceso restauración

 

A continuación, la directora de la empresa restauradora, Nuria Fuentes, ha explicado al público presente la maltrecha situación en que se encontraba el retablo y el proceso de restauración llevado a cabo, contestando también a varias cuestiones planteadas por los asistentes.

 

El magnífico trabajo de los restauradores ha devuelto al retablo todo su esplendor, con lo que los feligreses de Santiago de Aravalle  empiezan a plantearse de nuevo la posibilidad de restaurar el resto de los retablos, pero como el pueblo es muy pequeño y los costes de reparación bastante grandes, se espera esta vez contar con la ayuda de las administraciones,  para que un patrimonio tan valioso no se malogre, perdiendo así parte de nuestro acervo cultural ya de por sí bastante disminuido por la despoblación que sufre la zona.

 

MARÍA JESÚS CARRERA