Cyl dots mini

Precuarentena antes de Navidad: la fórmula para salvar las celebraciones navideñas toma forma

La idea de un confinamiento total y generalizado de entre una y tres semanas llega a España, entre dudas de las comunidades. Si la situación no mejora, nos esperan unas Navidades con máximo seis personas en las celebraciones.

España sufre una virulenta segunda ola del Covid y en pleno acelerón de casos muchas comunidades y el propio Gobierno han implantado restricciones importantes a las reuniones familiares y de amigos, que están en el origen del 25% de los nuevos focos de contagio. El estándar ha quedado establecido en el límite de seis personas para todo: mesas en hostelería, en terrazas, en reuniones de todo tipo, tanto en interior como en exterior, y por supuesto también en los hogares. Seis personas máximo para todo, una cifra que a dos meses plantea muchas dudas sobre las celebraciones navideñas.

 

Si la situación sigue en Navidad como ahora, las restricciones harán muy difíciles las reuniones familiares y de amigos típicas de estas fechas, y para salvar la tradición (y el importante componente de actividad económica que tiene) se está pensando ya en una solución: la precuarentena. La idea surgió en primer lugar en Alemania, donde Christian Drosten, principal epidemiólogo alemán, ha explicado la clave para que las familias puedan celebrar la Navidad: aplicar una 'precuarentena'. 

 

En España, el asunto ya está sobre la mesa. El vicepresidente de Madrid, Ignacio Aguado, ha afirmado en una entrevista en El País que para tener unas navidades como las de 'antes' la comunidad debería debería de tener una incidencia acumulada de positivos por Covid-19 inferior a 25 casos por cada 100.000 habitantes. Para conseguirlo, propone un parón "contundente" y generalizado de entre una y tres semanas, lo que tiene implicaciones para la economía.

 

La idea ha tenido ya su reflejo en el Congreso. Ciudadanos, partido de Aguado, ha registrado una proposición no de Ley para que en España se apliquen criterios objetivos, comunes para todo el territorio nacional, de acuerdo con la escala de incidencia planteada por la Unión Europea, para tratar de controlar la transmisión del coronavirus y llegar a la Navidad con una incidencia que permita la libertad de movimientos de modo que los españoles puedan celebrar estas fiestas en familia y que millones de autónomos y pymes puedan recuperar su actividad. Son medidas para poder tener "una mesa de Navidad como dios manda" todos con sus familias y garantizar una buena campaña de Navidad a los comerciantes, ha explicado el propio Aguado.

 

Pero, ¿cómo sería esa precuarentena? Según el experto alemán, cada miembro de la familia debería evitar todos tipo de contacto durante al menos una semana antes de las fiestas de Navidad para así poder reunirse sin riesgo. Un confinamiento como el de marzo, pero voluntario. Todo con tal de llegar limpios a las celebraciones.